"Hasta donde en las caricias intimas?"

Escrito por German de la Cruz Carrizales el viernes 10 de julio, 2009 - 00:02 en

Tema que impartimos en universidades, escuelas en general con los jovenes.

Juventud en Extasis fragmento. Carlos Cuauhtemoc Sanchez

Hasta donde en las caricias intimas?

La siguiente narración está tomada de una carta real. Es muy fuerte pero su exposición es necesaria para visualizar la magnitud del problema al que se enfrentan los novios cuando se acarician:

“Lupe me agrada sobremanera. La respetaba y admiraba. No era mi intención acostarme con ella, pero las circunstancias se fueron dando gradualmente y de forma natural:

En la primera salida la tomé del brazo por periodos cortos. Al ofrecerle el paso en una puerta, siempre posaba, momentáneamente y de forma ligera una mano en su espalda.  Usando ese recurso fui apoyando cada vez más mi mano en sus hombros hasta que logré caminar junto a ella rodeando su espalda con el brazo.  En una ocasión le tomé la mano mientras íbamos en el coche. Al llegar a su casa nos despedimos con un beso en la mejilla. Fue tan apasionante que canté durante todo el camino de regreso.  La siguiente vez, el beso fue en la boca.

Poco a poco los besos comenzaron a ser más profundos, jugábamos con nuestras lenguas mientras nos besábamos. Tratábamos de tocar el paladar, los dientes o la garganta del otro.

Una noche, mientras experimentábamos besos profundos, bajé mi mano desde su cara, pasando por el cuello, hasta rozar ligeramente sus senos. Ella se separó un poco, pero sin la suficiente energía, así que volví a intentarlo. Cuando logré tocar claramente uno de sus pechos, me detuve apoyándome en él como en un gesto de fraternidad inocente. Así lo hice varias veces hasta que ya no pude conformarme con sólo colocar mi mano y comencé a frotar.

Era tan excitante, para ambos, la caricia de los senos que después ya no era necesario estar besándonos para practicarla. Hábilmente aprendí a meter la mano por debajo de la blusa y a acariciarla sobre el sostén.  Un día, ella misma me ayudó a destrabar el elástico y por fin pude sentir la suavidad de su piel. A esas alturas Lupe  solía ya tocarme por encima del pantalón.

Poco después, la sensación no fue suficiente. Así que gradualmente buscábamos lugares más oscuros y privados. Las caricias fueron subiendo de tono, comencé a acariciarla mas profundamente, Lupe ya había logrado llegar también a mas. Al platicar sobre lo que nos estaba ocurriendo llegábamos a la conclusión de que no había riesgos ni pasaría nada si sabíamos detenernos a tiempo.

Posteriormente ya no nos conformábamos con estar a solas para tocarnos. Procurábamos habitaciones de hoteles en las que, con la consigna de no llegar al coito, nos acariciábamos hasta enloquecer. Pero el instinto sexual es muy poderoso y, sin salir del marco de simples caricias, llegamos a experimentar una excitación enorme.

La relación completa ocurrió un día sin que pudiera intervenir nuestra voluntad. La experiencia resulto sumamente agradable. A partir de ese momento comenzamos a mantener relaciones en forma continua Lupe se asesoró con unas amigas para tomar píldoras anticonceptivas y al menos una vez por semana nos las ingeniábamos para tener sexo. Éramos como un matrimonio, pues nuestra intimidad había llegado al máximo, pero con la ligera diferencia de que nuestro compromiso no.

Después de un año de relaciones sexuales (más de cuarenta encuentros), comencé a aburrirme. Prácticamente se terminó entre nosotros la luna de miel. Ya no había pasión ni enigma. Nos conocíamos demasiado. Se cruzó por mi vida una nueva compañera y salí con ella. Volví a experimentar la belleza de un beso apasionado. Dejé a Lupe. Me duele un poco porque  nos habíamos encariñado mucho. Dicen que, en esto del sexo, la que más pierde es la mujer, aunque yo pienso que el gozo fue mutuo y que no tengo por qué sentirme culpable. Todos tenemos derecho a buscar nuestra felicidad.

 

"Despertar...es" 
Un encuentro contigo mismo
Un libro que una vez
que inicias, no podrás dejar de leer.
Disponible ya en CD
    

 

“QUIEN NO VIVE PARA SERVIR, NO SIRVE PARA VIVIR”

German de la Cruz Carrizales

  Torreón, Coahuila. México

                 MMIX

 

 


Este post ha sido 16259 veces visto.
comments powered by Disqus

11 comentarios de ""Hasta donde en las caricias intimas?""

#1 Marcos escribió: 09/jun/2009

Veo que borran todos los comentarios que se suben, entonces porque el poner una opcion para enviar comentarios? o se establece desde un principio que no se recibiran comentarios o se es democratico y se permite la libertad de opinion (con todos los limites que ella tiene) pero no se puede proceder de manera hipocrita a quitar los comentarios

#2 german de la cruz carrizales escribió: perfil 09/jun/2009

Lorenzo, en verdad estoy preocupado por la actual situacion de la sexualidad y sus consecuencias, familias deshechas, infelicidad, odios y rencores, sustento que la minfelicidad que hay en el mundo son por carencias afectivas, respeto tus comentarios pero no los comparto, creo que la vida se basa en los principios de amar y hacer el bien a los demas con responsabilidad. Agradezco tus comentarios y claro que podemos dialogar. Un saludo de German de la Cruz

#3 Lorenzo Simental escribió: 09/jun/2009

¿Preocupado por la actual situación de la sexualidad y todo lo demás...? Creo que no se entendió en meollo de lo que preguntamos Marcos y yo: no estamos en contra de su opinión o de que emplee la táctica de Carlos Cuauhtémoc Sánches, sino más bien nuestra extrañeza es que no sabemos cuál es la intención del tema: si condenar las caricias, si decir "tengan cuidado" o otra de las muchas posibilidades. Ése es el meollo de lo que comentamos. Quizá es fácil inferir: cuidado, una relación de noviazgo que llega a ese extremo está condenada al fracaso... Creo que es posible que haya razón para afirmarlo, pero no lo dice y ahí es donde viene la confusión.

¿Qué expongo por mi parte? La respuesta al tercer problema de la filosifía tomista: el ético; el para qué; si no hay un para qué, entonces no hay una razón.

Eso es todo.

#4 Lorenzo Simental escribió: 09/jun/2009

Pero también existe otra cuestión:

Habría que leer blogs en otros medios o blogs que se mantienen por sí mismos: no hay restricción, es decir, si lo que dices contradice al "blogero" tu opinión se respeta, por dura y discordante que sea.

Un día, señor De la Cruz, le señalé una falta de ortografía en el título del blog y me echó para fuera con todo y blog. Creo que si la intención es tener opiniones a modo, entonces no es un blog la mejor de las posibilidades.

En ocasiones podremos no estar de acuerdo y dolerá que me digan "estás equivocado", pero siempre lo he dicho: así aprendo, en la consideración del que no piensa como yo; eso me enriquece. Yo agradezco una opinión contraria que se dice de manera pública: eso me hace crecer.

Si este comentario mío también lo van a quitar, pues ni hablar: allá mandan ustedes y lo respeto; aunque no esté de acuerdo.

Como sea, con todo respeto para Ud., Sr. De la Cruz.

#5 bonita23 escribió: perfil 09/jun/2009

Esto del noviazgo se debe de tomar con responsabilidad desde el dia en que se anda con la persona.

Saber que se quiere, como siempre lo he dicho, "NO BUSCO A ALGUIEN POR EL FAJE Y EL AGASAJO" sino con alguien que me apoye y escuche y hagamos frente a los problemas juntos, con quien pueda sonreir y divertirme, llorar y ponerme triste, etc. etc. etc. etc. etc.

Si andas con alguien sin saber que buscar o que te puede ofrecer , estas predestinado a andar en la calentura,el sexo y alcohol. Y pues con la consecuencia del embarazo,problemas economicos y familiares, etc. etc. etc.

Lo mejor es la planeacion,abstinencia y su cierta dosis de faje pero sin pasarse...

saludos...

#6 Rakel escribió: 09/jun/2009

Esto de las relaciones es muy complicado. cuando llega la rutina y no hay amor es facil cambiar de pareja. el problema es que se dbe d ser ingeniosos para mantenerse fuera de la rutina

#7 Alfredo castañeda escribió: 09/jun/2009

que hasta donde? p`s hasta o`nde sembro Juan Gomez, de una vez,, no se crean! pero segun la sabiduria maya, el amor para comprenderse se tiene que ver como una energia, la mas fuerte de todas, la magica, la que te hace sentir las maripositas en el estomago, o por alla tambien, esa energia es para darse, mutuamente, cuando uno ama quiere lo mejor para el ser amado, es un dar y recivir sin caer en la rutina porque esta energia se cultiva y se regenera con el simple hechop de desear lo mejor para la persona amada y claro demostrarlo, aqui el secreto es sentir placer a la hora de dar, porque ya cuando te sientes mal porque tu das y no te dan, ya entraste en otro circulo, o cuando te aburres porque no hace o dice lo que a ti te gusta, ya andas haciendole mas caso al ego que al corazon, o mejor dicho al amor, la iglesia bien haria en enseñar lo que realmente es el amor, pero pierden mucho el tiempo en hablar del infierno y cosas por el estilo, ojala un dia cambien.

#8 Alfredo castañeda escribió: 09/jun/2009

que a toda, mande mi comentario bien chido y no lo publicaron no me hagan que les diga una o dos verdades que aqui hacen falta.

#9 Alfredo castañeda escribió: 09/jun/2009

habia un hombre en USA parece que era Abrham Lincoln o T. Jefferson, el punto es que dijo, y perdon porque ya la memoria aveces me falla, pero dijo; tal vez tu opinion sea contraria a la mia y no me guste, pero pelearia hasta la muerte, porque tu tengas el derecho a expresarla, esa se la dedico señor De la cruz,

#10 fussball escribió: 09/jun/2009

Gute Arbeit hier! Gute Inhalte.

#11 Jose escribió: 09/jul/2009

Me parece de muy mal gusto que se copien partes de libros como éste y no se ponga el nombre y autor del libro este tema viene en el libro "Juventud en éxtasis" de Carlos Cuauhtémoc Sánchez.


Si el comentario no está relacionado con el tema, podrá ser borrado o no ser publicado. Recuerda que al hacer un comentario en forma anónima, se registra la dirección de internet.
¿Tiene cuenta en El Siglo de Torreón? escriba los datos:
Usuario/correo: Contraseña:

Si usted se identifica podrá ver sus comentarios, borrarlos y si tiene fotografía establecida en "Mi Siglo" entonces aparecerá en sus comentarios.

De lo contrario sus comentarios serán enviados como anónimo.

Nombre: Correo:

Blog/página personal: | recordar datos. .
Suscribirme a esta entrada: (cuando alguien de una respuesta, me será notificado por correo)

Su comentario podrá ser publicado después de ser revisado por el autor del post.
¿Cuál es el resultado de 9 mas 8?

Responda correctamente para que su comentario sea enviado.

Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad