publicidad

Lagunero, viajero transestatal

imagen

“Hace mucho tiempo en un país cercano existían tres pueblitos que crecieron juntos. Entre dos de ellos había una angosta y bella callecita. Entre el otro pueblecillo había  un río  cantarín y debían  cruzar un puente mágico para adentrarse a ese poblado”. Lo sé, se lee ridículo pero es una forma viable de explicar a quienes no viven en la Comarca Lagunera. Podríamos utilizar este documento para darles a entender al país y al mundo como convivimos.

         Levante la mano quién  ha explicado una y otra vez,  qué vive en una ciudad  a tiro de escopeta de otras dos. Cuántas veces han tenido que explicar, qué donde dos estados se juntan  hay tres ciudades empaladas. Dos por el lado de Durango (Lerdo y Gómez Palacio) y una por el estado de Coahuila (Torreón). Y  en este caso nos divide una frontera natural entre los dos estados, el lecho seco de un río. Aquí debo comentar una anécdota, un amigo vino de visita y me pidió que lo dejara bajar del carro para cruzar a pie el puente plateado. Quería pararse a la mitad del puente y colocarse entre dos estados. Si, pensé lo mismo que ustedes pero nosotros vivimos aquí y se nos hace normal.

Tenemos varios puntos que explicar de nuestra poco común relación demográfica.  Somos  una mega ciudad, una trípoli única en el país. Entre las tres ciudades somos 1’171,173 habitantes que viven, conviven y padecen lo mismo, en todos los  ámbitos, económico, seguridad, educación, desempleo, desabasto,etcétera.

         Nuestros hijos pueden decidir estudiar entre 59 universidades públicas y privadas de la zona metropolitana de la Laguna, según la  ANVIES. Hay varias zonas industriales con más de cinco mil empresas nacionales e internacionales

         Vivimos en una ciudad trabajamos en otra.  El bulevar  Miguel Alemán es una arteria que conecta las tres ciudades en línea recta. Por ahí han fluido las carretas, tranvías, carros, camiones durante más de cien años.

         También tenemos un amor en cada ciudad, ah,  no verdad, me confundí.

         Las tolvaneras nos desgreñan parejo a todos, que el calor nos cuece vivos a todos. A Lerdo por ser Ciudad Jardín es más fresco pero es más frío en invierno.

      Compartimos los más bellos atardeceres, un cielo azul esquivo de nubes y el agua del río Nazas.

       Cuando vamos a vivir a otra ciudad nos falta espacio en la maleta para llevarnos las gorditas, los lonches de carnitas, de adobada, de milanesa. La carneasada,con chilacas, salchichas, quesadillas y una salsa queeche lumbre. El menudo, la reliquia, los tamales,  los tacos de carnitas, adobada, suadero, tripa, barbacoa. La nieve de Chepo. Si viajamos a un lugar frío, nos entra la nostalgia por el calorcito de nuestro terruño.

     Somos alegres. Buscamos cualquier pretexto para pachangear. No importa si es una quinta en Lerdo, el río o la presa. No podríamos vivir sin los amigos, las carnes asadas y una guitarra.

“Tenemos tres ciudades dos estados con un solo corazón” como dice el himno del Santos. Compartimos tres equipos profesionales; fútbol Santos Laguna, béisbol Los Vaqueros Laguna, básquetbol  Los algodoneros de Torreón. La afición está formada por hinchas de las tres ciudades.

        Compartimos un cómodo aeropuerto. Tengo una anécdota muy hilarante sobre lo poco que en el país saben de nuestra condición geográfica. Un amigo de Cancún contrató  a un expositor para dar una conferencia en Gómez Palacio. Lo alojó en el centro de está ciudad pero el docente prefirió cambiarse a Torreón frente al Parque España. Mi amigo  reservó su boleto  camión de regresó a Durango y ahí tomar el avión para el DF. Debo aclarar que el conferenciata llegó de Durango en camión viniendo del DF en avión. El expositor le hablo muy molesto pensando que se había burlado de el. Había pedido avión de ida y vuelta. Mi amigo le dijo que no había aeropuerto en Gómez Palacio y que lo había verificado. El expositor le contestó que en Torreón sí y que era un estúpido. Incrédulo le contesto que no era posible.  Y el expositor le dijo que estaba viendo el aeropuerto por la ventana del hotel. Aún así los viáticos habían sido gastados y el expositor tuvo que trasbordar en la capital Duranguense. Yo creo que todos tenemos algunos relatos de este tipo.

         Pero saben que no compartimos, nuestras capitales. Los que no viven en la Laguna no saben que tanto nos afectan las decisionesforáneas. Por ejemplo  no tenemos el mismo horario de venta de alcohol. ¿Quién no ha tenido que cruzarse el puente para comprar las caguamas? si usted, no se haga. Es un fastidio teniendo expendios en cada esquina. Una ley elaborada en Saltillo para todo Coahuila,  no toman en cuenta nuestro acercamiento pedográfico,

         Con las tenencias ya pensamos que la capital Coahuilense nos odia. Pero nos los pasamos por alto, al plaquear en las ciudades vecinas. Ya parecemos todos de Durango. Es secreto.

Otro punto serían  los certificados de estudio que se elaboran en las capitales y tenemos burocracia a larga distancia.

        Sinceramente nos alegramos de no estar solos. No concebiríamos existir si faltara alguna de nuestras ciudades  hermanas. Tenemos  recuerdos en cada una de ellas. Y a pesar de todo,  estamos orgullosos de pertenecer a esta tierra brava, cálida y terrosa pero nuestra…nuestra Comarca Lagunera.

“Esa es la historia de tres lindas ciudades separadas por unas división estatal imaginaria. Pero que a ellas les valía madres e hicieron su propio estado y así no tendrían que explicar por milésima vez todo esto. Así, sí vivieron felices por siempre”.

 

Sigueme en mi twitter @asdipao

 

 

Ahora sí, FIN.

¿te pareció interesante esto?


http://blogsiglo.com/archivo/2150.lagunero-viajero-transestatal.html




publicidad

Nicanor

Nicanor

 Alfonso Villalva P.

 

Nicanor soy, así me llamo y no soy un delincuente, no. No soy un criminal como afirman algunos reporteros que solamente me quieren utilizar para llenar sus espacios de nota roja y alimentar el morbo de la gente mientras, de manera subliminal, les administran masivamente dosis de publicidad que condicionan la sangre callejera con el consumismo y el derecho a votar.

No soy un lastre social ni un barbaján, como afirman esos puritanos que, guarecidos tras los faldones de las falsas apariencias contemplativas, me condenan con base en los preceptos arcaicos de tradiciones morales y estereotipos manipulados durante miles de años, con fundamento en el canon generado artificialmente por políticos farisaicos que en la edad media, el Siglo de Oro, las temporadas independentistas y revolucionarias, la industrialización, y hasta en la actual era de la información, amasaron fortunas y poder incalculables merced al pánico que engendraron en los fieles, los gobernados –la masa, pues- bajo el índice incendiario y amenazante de la ira de dios, la desaparición forzada, la incineración en un basurero guerrerense.

Piedad, bondad, gente bien –nice, les dicen ahora-, buenas conciencias, ni que leches. Qué diablos van a saber ellos. Porque una cosa sí les digo, yo no compro lecciones de moral acuñadas en la comodidad de un sillón de cuero, con una chimenea encendida, una bandeja de quesos importados y una copa de cognac en la mano. La teoría es falsa cuando nunca se ha padecido, o vivido de cerca, el fenómeno real. No, no lo acepto de ninguna forma, porque en la calle es en donde uno sí que aprende que nuestra naturaleza es animal, porque natural e inadvertidamente, el instinto de supervivencia es precisamente la única herramienta –aquí en la calle, insisto-, que nos permite seguir respirando, al menos un día más.

Piedad y compasión, eso es precisamente lo que faltó aquella maldita tarde de febrero en la que el lenón que ya llevaba tres o cuatro meses explotando a mi madre, la abofeteó delante de mí con tal furia, que después de provocarle el vómito de una bocanada negra de sangre, la dejó fría y tiesa en el suelo de nuestra inmunda vivienda.

Dicen que fue una discusión de dinero, un faltante que el padrote no acostumbraba perdonar. Una falta de respeto de mi madre al cretino que la controlaba pavlovianamente con pequeñas descargas de heroína, crack, y quién sabe cuantas cochinadas más. Da igual… De allí para adelante, mi vida fue una carrera interminable por esconderme aquí, allá, por evadirme de la lacerante realidad con pegamento amarillo, con solventes industriales, por tratar de sobrevivir en el infierno flotando en el “activo”. Si, tengo siete aretes en la oreja, el mismo número de años que he sobrevivido desde que murió mamá.

Los quisiera ver a ellos en las infinitas madrugadas de duermevela, en las que no se pueden pegar los ojos porque de la oscuridad puede surgir la navaja brillante de acero que se le calve a uno en el riñón derecho, solamente para apoderarse de un par de zapatos completos, un puñado de monedas, un suéter sin agujeros. Los quisiera ver cuando los demonios de la noche llegan para recrear las imágenes de aquella tarde de febrero o de tantas otras tragedias que como testigo anónimo he presenciado y se revuelven en mi cotidiana existencia, en la boca de mi estómago. O cuando se apodera de mí la ira contra la naturaleza porque ahora sé que tuve una infancia perdida, porque la inocencia me la arrebataron sin mi consentimiento, porque nunca tuve un refugio tibio en el regazo de una madre, porque se me desdibujó para siempre la sonrisa de los labios. No. Yo no elegí nacer para vivir así.

No soy un monstruo ni un maldito drogadicto apestoso, como les dicen a sus hijos e hijas esas madres exquisitas y ostensiblemente ignorantes cuando se cruzan nuestros caminos por las calles de la ciudad. Yo arrebato porque nadie me da, porque nunca tuve canciones de cuna que domaran mis instintos, porque en las coladeras de la ciudad, el que no toma con decisión y firmeza lo que requiere para pasar el día, simple y sencillamente, muere de inanición. Porque si no se hace uno fuerte, y duro, se convierte uno en la presa del depredador.

No. No soy un delincuente. Yo soy algo diferente, verán. Soy Nicanor. Un sobreviviente. Porque nunca he matado a nadie, ni he abusado de un menor. Porque yo he robado por hambre y no por ambición. Porque las golpizas brutales que le he dado a más de uno han sido, simplemente, la adquisición de una póliza de seguro que me garantice respeto de los otros que, como yo, son niños de la calle que viven al acecho de la debilidad de otros.

Si se fijan bien, la diferencia está precisamente allí, porque esos otros que se hacen pasar por civilizados y moralmente vacunados, particularmente los que se regodean en la retorica que les lanza a vivir del erario, acaban consumando atrocidades mucho peores a las que me critican, pero sin necesidad, con la panza llena, muy bañaditos, muy perfumaditos, y solamente por ambición, placer o diversión.

De verdad. Soy Nicanor. Solamente un superviviente. Hasta hoy, hasta ahora, porque esta noche puedo terminar como muchos otros compañeros, enloqueciendo por la falta de sentido en mi vida, incorporándome a una banda criminal, matando como autómata para algún cacique, un narco o quien sea; aprovechando convenientemente mi minoría de edad, o, sencillamente, puedo acabar inerte en un basurero municipal, despanzurrado, listo para ser sepultado en una fosa común, sin nadie que me vaya a llorar, nadie que me vaya a echar de menos. Como un trozo de mierda que se degrada indefectiblemente en los llanos suburbanos sin que nadie, pero nadie, siquiera se vaya a enterar que me llamo Nicanor, vivo en la calle y hace siete años asesinaron a mi mamá.

 Twitter: @avillalva_

 

columnasv@hotmail.com

¿te pareció interesante esto?


http://blogsiglo.com/archivo/2149.nicanor.html



El Informante

Las fuentes de información de un estudio son datos que alimentan la investigación; documentos o personas con el conocimiento exacto de lo que se busca averiguar a profundidad. En el mundo periodístico, una fuente de información es la base de la noticia, el origen de todos los acontecimientos, antecedentes y circunstancias que el periodista debe indagar, conocer, reconocer y verificar, con los que más tarde construirá un reportaje de investigación revisado y cotejado, con información de carácter informativo, periodístico y de opinión.

El periodismo difunde la información, pero, para acceder a ella, debe acercarse a su fuente, la cual no siempre está dispuesta a divulgar lo que sabe (cuando se trata de personas) o no siempre tiene la oportunidad de hacerlo. De esta dinámica trata la película El informante (EUA, 1999), un relato sobre Lowell Bergman (Al Pacino), productor de un programa de noticias de la televisión (“60 minutos”, programa de reportajes de actualidad transmitido por la cadena CBS), quien pide a Jeffrey Wigand (Russell Crowe), un ex empleado de la  empresa tabacalera Brown & Williamson, donde ocupaba un puesto de primer nivel, hablar de las prácticas contra la salud con que esta industria se maneja, sabiendo las consecuencias dañinas de la nicotina y la sustancia que añaden a sus cigarros para volverlos más adictivos, pero negando oficialmente y ante el Congreso que estas prácticas dañinas sean ciertas.

“Dale un buen uso a lo que sabes”, le  plantea e insiste Bergman al científico, sabiendo que lo que el otro sabe es la base para un reportaje relevante e importante de conocer. Bergman tiene una gran noticia en sus manos, y además la exclusiva de la información, pero lo que más motiva es el alcance que dicha información puede tener: la denuncia de una industria del tabaco engañosa, los problemas para la salud que fumar estos cigarros implica y los engaños que se hacen alrededor de su venta y comercialización.

Sin embargo, Wigand recibe un ultimátum de la empresa en la que trabajaba, amenazándolo con quitarle todo el apoyo monetario que recibe de su plan de retiro en caso de decidir divulgar la información que sabe. La empresa hará lo posible para sembrarle miedo a hablar, con demandas que le advierten que legalmente no puede difundir la información, o estaría quebrantando el acuerdo de confidencialidad que firmó al entrar a trabajar en la empresa.

Wigand debe elegir entre lo correcto y lo que lo mantendrá a salvo, debatiéndose entre la integridad  o la sumisión, la ética o la conveniencia, hacia su trabajo, su persona, su familia y su sociedad, en forma directa con aquellos quienes la industria tabacalera afecta al incluir aquella sustancia adictiva en sus productos, consumidos por la gente de todas partes. No es lo mismo que las personas lo sepan pero elijan de todas formas fumar, a que la gente no tenga conocimiento del efecto dañino que el consumo ocasiona.

El informante reclama al periodista, diciendo que para éste, él sólo es una fuente de información, no una persona, sino un recurso, y le pregunta si hacer pública esta información, poniéndolo a él en el estrado para una declaración como testigo en el caso de una demanda legal contra la industria tabacalera por las enfermedades que el consumo de sus cigarros tienen en la salud pública, no es sólo una forma de estrategia para beneficio del periodista, en su búsqueda por la información de impacto (de ratings). Wigand cuestiona las motivaciones y el fin último de Bergman, algo que ya había hecho al momento de conocerlo, cuando el periodista le pide revele la información que sabe sobre la industria tabacalera. Wigand  cuestiona al periodista cómo es que pasó de trabajar en una publicación de análisis político (Bergman trabajaba en la revista “Ramparts”) a convertirse en el productor de un programa de la televisión. “Todavía hago historias difíciles”, le contesta entonces el productor, añadiendo: “60 minutos llega a más gente”, con lo que da a entender que sus decisiones están en función de la búsqueda de audiencia.

La importancia de los medios de comunicación, su alcance y credibilidad entre el público es otro de los temas que toca esta historia. Saber qué hacer con la información y elegir el mejor y más apropiado medio para hablar de ella. Bergman elige trabajar en la televisión como parte de su desarrollo como periodista, pero también por la propia importancia que le da al trabajo al que se dedica y al papel que ese medio masivo en la sociedad puede jugar para con el tipo de investigaciones que se realizan. Cuando él y el equipo de producción del programa, en una reunión donde acude la división de noticias y otros ejecutivos de la cadena, plantean el reportaje que se puede producir a raíz de la información provista por Wigand, Mike Wallace, el conductor del programa “60 minutos”, señala: “Él puede hablar. Nosotros lo transmitimos”.

Poner a Wigand en el estrado es hacer que la información que conoce pueda divulgarse abiertamente una vez que queda plasmada en registro público, librándolo así del acuerdo de confidencialidad. Su declaración se hace posible porque se implica directamente con un caso legal ante la corte. Sin embargo, al volverse del conocimiento público sus acciones, las consecuencias con represalias directas en contra de los involucrados también se hacen presentes.

La información comienza a crecer y la táctica de la contraparte consiste en formular más demandas contra ellos, pero, en especial, el desprestigio y la desacreditación. El resto de los medios de comunicación toman un ángulo de enfoque distinto de la noticia, muchos de ellos fomentados por la propia industria tabacalera; consisten en hablar de la vida personal de Wigand, poner el acento en trivialidades, olvidando  el actuar engañoso y el doble discurso por parte de la industria. La acción de contra-campaña aterroriza y amenaza; denigra, haciendo que la gente dude de lo que dice o de la credibilidad de sus palabras. Destruyendo su imagen, tacharán la veracidad de sus afirmaciones, porque desprestigiando su imagen, se desprestigian también sus palabras.

“La gente nos dice cosas que no deberían”, le comenta Bergman a Mike Wallace. Pero él, como el resto de los ejecutivos de la cadena televisiva, se niega a transmitir la entrevista con Wigand, eligiendo en su lugar un reportaje editado donde el científico no sea mencionado. Bergman insiste que es su deber como periodista proteger sus fuentes y proteger la información, pero los ejecutivos saben que de hacerlo tendrán sobre sus hombros una demanda de parte de una de las más grandes empresas de venta de tabacos. Los intereses de la cadena de televisión responden a los negocios y al dinero, no a la ética periodística, por lo que no están dispuestos a poner en juego su participación.

Bergman se queja de que el contenido noticioso e informativo está siendo determinado por un grupo de abogados, quienes además le dan a entender que la razón por la que no transmitirán el reportaje no es porque no sea verdadero, al contrario, no pueden transmitirlo porque lo que se dice en él es completamente cierto.

La estrategia de Bergman para contrarrestar esta decisión es utilizar la misma táctica que se usó contra Wigand y hacer uso del poder de la opinión pública como fuente que alimente el interés y la curiosidad por la noticia, por conocerla y profundizar en ella. Bergman contacta a un grupo de periodistas de otros medios para filtrar información relacionada con los motivos por los que la entrevista original con Wigand no fue transmitida en la CBS, creándose así una presión a ejecutivos y encargados, directamente a Wallace como conductor del programa, para transmitir toda la información que tienen a la mano, o de otra forma se entenderá han obstruido información de interés público.

Entre más medios hablen del tema, más noticias e investigaciones habrá el respecto, con más información que contrastar y más perspectivas de opinión que sopesar con relación a un mismo tema. El escenario crea la presión suficiente para que la CBS permita que Wigand sea escuchado y el programa que profundiza la información pueda ser visto por el público en general.

La película, ejemplificando con el proceso de investigación de un reportaje, desde su origen, con la semilla que da pie a las preguntas y cuestionamientos, hasta la conformación y conclusión periodística, en un trabajo informativo que está destinado a la opinión pública; habla de la forma en que todos los involucrados, con sus acciones, restricciones, elecciones y decisiones, afectan una noticia. La historia habla del control y el poder, la labor periodística del medio y la ética de un par de hombres en su deber hacia la información que conocen y que afecta directamente a la sociedad en la que viven, reportándola, divulgándola y promoviendo su conocimiento.

Escrita por Eric Roth y Michael Mann, dirigida por el segundo, la película estuvo nominada a 7 premios Oscar, incluyendo mejor actor, mejor guión adaptado, mejor director y mejor película. El guión está basado en el artículo titulado “The man who knew too much", escrito por Marie Brenner, para la revista Vanity Fair, publicado en la edición de Mayo de 1996.

¿te pareció interesante esto?


http://blogsiglo.com/archivo/2148.el-informante.html



Spotify romperá a Apple Music

imagen

Desde que inició el negocio de la música en streaming, Spotify se coronó como el rey absoluto. Algo que hace que fuese tan bueno este sistema, es que funciona en [casi] cualquier sistema operativo, en las consolas de videojuegos, en la televisión. Además tiene un sistema gratuito para escuchar música, con comerciales (quién no ha escuchado en algún café/restaurant los anuncios de Spotify porque los codos no pagan una licencia).

Luego vino Apple Music a plantar cara. Lo hizo bien: lanzó una suscripción familiar (hasta 6 personas con sus diferentes dispositivos) por $149 pesos al mes. Eso personalmente hizo que me cambiara de plataforma: si bien no soy un melómano empedernido, si me gusta escuchar cierta música, sobre todo algunas listas de los años ochenta-noventa. Y empezó a crecer y crecer… Apple Music hizo un parteaguas en la industria del “streaming”; sin embargo no es muy bueno. No trae listas sociales (creadas por usuarios) y algún top sobre dichas listas. Eso es básico y Spotify lo explota muy bien. Además, Apple nació con soporte solo para su plataforma (iOS/OS X) y aunque tiene una versión para Android (beta) no es tan buena.

Hace apenas unas horas Spotify lanzó su plan familiar también de hasta seis personas y por los 149 pesos aquí en México… con todas las ventajas que ya tenía sobre cualquier otra plataforma de música en línea, creo que podrá desplazar fácilmente a Apple.

Ambas tienen ventajas y desventajas, pero sin duda es más popular Spotify y con este anuncio del plan familiar, lo será más.

ps. Spotify ya tenía el plan familiar pero era sólo para 2 personas. Un usuario de twitter acertadamente me decía que Apple Music nació roto.

 

¿te pareció interesante esto?


http://blogsiglo.com/archivo/2147.spotify-rompera-a-apple-music.html



“Quien eres y de dónde VIENES!!!”

Recuerda…

Latif era el pordiosero más pobre de la aldea. Cada noche dormía en el zaguán de una casa diferente, frente a la plaza central del pueblo…

Cada día se recostaba debajo de un árbol distinto, con la mano extendida y la mirada perdida en sus pensamientos. Cada tarde comía de la limosna o de los mendrugos que alguna persona caritativa le acercaba.

Sin embargo, a pesar de su aspecto y de la forma de pasar sus días, Latif era considerado por todos, el hombre más sabio del pueblo, quizás no tanto por su inteligencia, sino por todo aquello que había vivido.

Una mañana soleada el rey en persona apareció en la plaza. Rodeado de guardias caminaba entre los puestos de frutas y baratijas buscando nada.

Riéndose de los mercaderes y de los compradores, casi tropezó con Latif, que dormitaba a la sombra de una encina. Alguien le contó que estaba frente al más pobre de sus súbditos, pero también frente a uno de los hombres más  respetados por su sabiduría.

El rey, divertido, se acercó al mendigo y le dijo: "Si me contestas una pregunta te doy esta moneda de oro."

Latif lo miró, casi despectivamente, y le dijo: "Puedes quedarte con tu moneda, para qué la querría yo? ¿Cuál es tu pregunta?

Y el rey se sintió desafiado por la respuesta y en lugar de una pregunta banal, se despachó con una cuestión que hacía días lo angustiaba y que no podía resolver. Un problema de bienes y recursos que sus analistas no habían podido solucionar.

La repuesta de Latif fue justa y creativa.

El rey se sorprendió; dejó su moneda a los pies del mendigo y siguió su camino por el mercado, meditando sobre lo  sucedido.

Al día siguiente el rey volvió a aparecer en el mercado. Ya no paseaba entre los mercaderes, fue directo a donde Latif descansaba, esta vez bajo un olivar.

Otra vez el rey hizo una pregunta y otra vez Latif la respondió rápida y sabiamente.

El soberano volvió a sorprenderse de tanta lucidez.

Con humildad se quitó las sandalias y se sentó en el suelo frente a Latif: "Latif te necesito”, le dijo. "Estoy agobiado por las decisiones que como rey debo tomar. No quiero perjudicar a mi pueblo y tampoco ser un mal soberano. Te pido que vengas al palacio y seas mi asesor. Te prometo que no te faltara nada, que serás respetado y que podrás partir cuando quieras... por favor."

Por compasión, por servicio o por sorpresa, el caso es que Latif, después de pensar unos minutos, aceptó la propuesta del rey. Esa misma tarde llegó Latif al palacio, en donde inmediatamente le fue asignado un lujoso cuarto a escasos doscientos metros de la alcoba real. En la habitación, una tina de esencias y con agua tibia lo esperaba.

Durante las siguientes semanas las consultas del rey se hicieron habituales. Todos los días, a la mañana y a la tarde, el monarca mandaba llamar a su nuevo asesor para consultarle sobre los  problemas del reino, sobre su propia vida o sobre sus dudas espirituales.

Latif siempre contestaba con claridad y precisión. El recién llegado se transformó en el interlocutor favorito del rey.

A los tres meses de su estancia ya no había medida, decisión o fallo que el monarca no consultara con su preciado asesor.

Obviamente esto desencadenó los celos de todos los cortesanos que veían en el mendigo-consultor una amenaza para su propia influencia y un perjuicio para sus intereses materiales.

Un día todos los demás asesores pidieron audiencia con el rey.  Muy circunspectos y con gravedad le dijeron: "Tu amigo Latif, como tú llamas, está conspirando para derrocarte”. "No puede ser" dijo el rey. "No lo creo”.

"Puedes confirmarlo con tus propios ojos”, dijeron todos. "Cada tarde a eso de las cinco, Latif se escabulle del palacio hasta el ala Sur y en un cuarto oculto se reúne a escondidas, no sabemos con quién. Le hemos preguntado a dónde iba alguna de esas tardes y ha contestado con evasivas. Esa actitud terminó de alertarnos sobre su conspiración”.

El rey se sintió defraudado y dolido. Debía confirmar esas versiones.

Esa tarde a las cinco, aguardaba oculto en el recodo de una escalera. Desde allí vio cómo, en efecto, Latif llegaba a la puerta, miraba hacia los lados y con la llave que colgaba de su cuello abría la puerta de madera y se escabullía sigilosamente dentro del cuarto.

"Lo visteis" gritaron los cortesanos, “¿lo visteis?"

Seguido de su guardia personal el monarca golpeó la puerta. "¿Quién es?" dijo Latif desde adentro.

"Soy yo, el rey", dijo el soberano. "Ábreme la puerta."

Latif abrió la puerta. No había nadie allí, salvo Latif.

Ninguna puerta, o ventana, ninguna puerta secreta, ningún mueble que permitiera ocultar a alguien. Sólo había en el piso un plato de madera desgastado, en un rincón una vara de caminante y en el centro de la pieza una túnica raída colgando de un gancho en el techo.

"¿Estás conspirando contra mi Latif?" preguntó el rey.

"¿Cómo se te ocurre, majestad?" contesto Latif. "De ninguna forma, ¿por qué lo haría?"

"Pero vienes aquí cada tarde en secreto. ¿Qué es lo que buscas si no te ves con nadie? ¿Para qué vienes a este cuchitril a escondidas?".

Latif sonrió y se acercó a la túnica rotosa que pendía del techo. La acarició y le dijo al rey: "Hace sólo seis meses cuando llegué, lo único que tenía eran esta túnica, este plato y esta vara de madera" dijo Latif. "Ahora me siento tan cómodo en la ropa que visto, es tan confortable la cama en la que duermo, es tan halagador el respeto que me das y tan fascinante el poder que regala mi lugar a tu lado... que vengo cada día para estar seguro de no olvidarme de

QUIÉN SOY Y DE DÓNDE VINE".

 

ASÍ ES:

NUNCA DEBEMOS OLVIDAR QUIENES SOMOS Y DE DONDE VENIMOS, LA VIDA DA MUCHAS VUELTAS Y PODEMOS REGRESAR SIEMPRE AL MISMO LUGAR!!!

 

AGRADECE A DIOS LO QUE HAS ALCANZADO Y NUNCA SE TE OLVIDE QUE SIN SU AYUDA NO SOMOS NADA.

 

Despertar…es.

 

¿Y usted qué opina?

“Se feliz, porque la piedra nunca es tan grande, porque las injusticias acaban pagándose, porque el dolor se supera, porque la verdad… insiste, porque el coraje te levanta, porque el miedo te fortalece, porque los errores te enseñan y porque nadie es perfecto.

La vida da una segunda oportunidad para todo y pone a cada uno donde debe estar”.

 

 (Le comparto este tema: “Julio Iglesias - Me olvidé de vivir". Haga clic en la dirección de abajo:

 

https://www.youtube.com/watch?v=RXto4t_IuG8

 Si aún no ha leído el artículo  “Cambia de ser pato a…SER AGUILA!!!”, se lo recomiendo en: 

http://blogsiglo.com/archivo/1560.cambia-de-ser-pato-aser-aguila.html

 

Fragmento de “El Mensaje del Señor para ti…

“Prueba tu fe, lo más profundo de tu deseo. Y párate con firmeza sin que haya duda alguna en tu mente de que yo estoy trabajando en ti...” 3  

Despertar…es.

 

Twitter@Germandelacruzc    

"Despertar...es"  Un encuentro contigo mismo Un libro que una vez que inicias, no podrás dejar de leer.

 “QUIEN NO VIVE PARA SERVIR, NO SIRVE PARA VIVIR”

Germán de la Cruz Carrizales

 

  Torreón, Coahuila. México 

¿te pareció interesante esto?


http://blogsiglo.com/archivo/2146.quien-eres-y-de-donde-vienes.html



CHIVA LIBRE

El anuncio dejó fríos a todos, no nada más las Chivas rompían con Televisa, además anunciaron que no se iban a arreglar con ninguna cadena. Después de unos días anuncian su propio canal, Chivas TV. "Se alejan del pueblo" argumentan muchos, no les falta razón, Chivas además de plataformas digitales que funcionan solo con internet da la opción del cine. Está claro que de entrada ver al Rebaño no será gratis y para la gran mayoría tampoco será práctico verlo. Yo hasta ver todas las opciones y ver cómo funcionan tendré una opinión completa, de entrada a mi me encanta la idea de apostarle al internet, el sistema de derechos de transmisión en nuestro futbol es de los menos equitativos a nivel mundial, la razón es muy sencilla: Los dueños de la pelota son cadenas de televisión. Lo de Pachuca y León parecía que rompía el duopolio pero sólo busca crear un tripolio si me permiten la expresión. Carlos Slim en un tiempo no muy lejano tendrá su cadena de TV Abierta y la cosa será lo mismo pero ahora con tres, es decir, en la mesa de dueños de equipos se sentarán tres dueños de cadenas de TV cuando lo que pasa en otros países es que las cadenas de TV son proveedores a los que se les contrata para transmitir no al revés que es como sucede en nuestra Liga MX. Decir que Chivas se aleja del pueblo es lo más sencillo porque de entrada sucederá pero de lo que realmente se aleja Chivas es de los abusos de las Televisoras quienes ponen los horarios y días que les da su gana, no les importa si tienes torneo internacional o jugadores llamados a la selección mexicana, si ellos dicen viernes juegas el viernes, a veces cumpliendo apenas por minutos el descanso que dice el reglamento, también una marca como Chivas es un negocio seguro para cualquier cadena de televisión, si a Chivas le dan 10 millones de dólares por año, la televisora gana diez veces más por lo rentable que es transmitir a los rojiblancos, Vergara no sabrá de futbol pero les aseguro que sí sabe de dinero y negocios, algo vio para que tome esta decisión. Veamos cómo funciona Chivas TV, recibirá todas las críticas del mundo y las campañas negativas no se van a hacer esperar. Yo de entrada como americanista seré su cliente seguro, por nada del mundo me voy a perder un Clásico Nacional, me imagino que así pasará con los aficionados a los demás equipos, no se querrán perder ver a sus colores visitar a las Chivas y por lo menos una semana serán clientes de Chivas TV. Los equipos que lo han intentado en otros países han triunfado, terminan recibiendo lo justo por derechos de transmisión y ponen condiciones, además se quedan con su plataforma digital y en algunos casos como el Barcelona, Madrid o Manchester United sus canales son incluidos en sistemas de cable con bastante éxito. Bienvenidos a la era del internet. Un aplauso a Chivas por ser los primeros, ojalá y hagan las cosas con calidad y sean realmente una opción distinta e innovadora. TWITTER @manyecastil 

¿te pareció interesante esto?


http://blogsiglo.com/archivo/2145.chiva-libre.html



CHIVA LIBRE

El anuncio dejó fríos a todos, no nada más las Chivas rompían con Televisa, además anunciaron que no se iban a arreglar con ninguna cadena. Después de unos días anuncian su propio canal, Chivas TV. "Se alejan del pueblo" argumentan muchos, no les falta razón, Chivas además de plataformas digitales que funcionan solo con internet da la opción del cine. Está claro que de entrada ver al Rebaño no será gratis y para la gran mayoría tampoco será práctico verlo. Yo hasta ver todas las opciones y ver cómo funcionan tendré una opinión completa, de entrada a mi me encanta la idea de apostarle al internet, el sistema de derechos de transmisión en nuestro futbol es de los menos equitativos a nivel mundial, la razón es muy sencilla: Los dueños de la pelota son cadenas de televisión. Lo de Pachuca y León parecía que rompía el duopolio pero sólo busca crear un tripolio si me permiten la expresión. Carlos Slim en un tiempo no muy lejano tendrá su cadena de TV Abierta y la cosa será lo mismo pero ahora con tres, es decir, en la mesa de dueños de equipos se sentarán tres dueños de cadenas de TV cuando lo que pasa en otros países es que las cadenas de TV son proveedores a los que se les contrata para transmitir no al revés que es como sucede en nuestra Liga MX. Decir que Chivas se aleja del pueblo es lo más sencillo porque de entrada sucederá pero de lo que realmente se aleja Chivas es de los abusos de las Televisoras quienes ponen los horarios y días que les da su gana, no les importa si tienes torneo internacional o jugadores llamados a la selección mexicana, si ellos dicen viernes juegas el viernes, a veces cumpliendo apenas por minutos el descanso que dice el reglamento, también una marca como Chivas es un negocio seguro para cualquier cadena de televisión, si a Chivas le dan 10 millones de dólares por año, la televisora gana diez veces más por lo rentable que es transmitir a los rojiblancos, Vergara no sabrá de futbol pero les aseguro que sí sabe de dinero y negocios, algo vio para que tome esta decisión. Veamos cómo funciona Chivas TV, recibirá todas las críticas del mundo y las campañas negativas no se van a hacer esperar. Yo de entrada como americanista seré su cliente seguro, por nada del mundo me voy a perder un Clásico Nacional, me imagino que así pasará con los aficionados a los demás equipos, no se querrán perder ver a sus colores visitar a las Chivas y por lo menos una semana serán clientes de Chivas TV. Los equipos que lo han intentado en otros países han triunfado, terminan recibiendo lo justo por derechos de transmisión y ponen condiciones, además se quedan con su plataforma digital y en algunos casos como el Barcelona, Madrid o Manchester United sus canales son incluidos en sistemas de cable con bastante éxito. Bienvenidos a la era del internet. Un aplauso a Chivas por ser los primeros, ojalá y hagan las cosas con calidad y sean realmente una opción distinta e innovadora. TWITTER @manyecastil 

¿te pareció interesante esto?


http://blogsiglo.com/archivo/2144.chiva-libre.html



Fenotipo del mexicano

 La inseguridad en las calles de nuestro país nos impulsa a actuar de protagonistas, antagonistas, damas en apuros, extras, teloneros, directores, acomodadores, boleteros y si tienes suerte, espectadores. Toda esta tragedia es la existencia y si la parodiáramos en una obra, nos escupiría tres actos. En esta representación teatral van a ir de la mano conmigo, debo  presumir ser la escritora y protagonista. Tercera llamada.

(Sube el telón) 

Escenografía: cafetería estilo vintage. Una sala antigua, cuatro mesas de madera con sus sillas correspondientes, letrero en neón con el nombre de la cafetería. Un mesero  prepara café detrás  de una barra. Otro levanta la orden a una pareja al fondo del café.

 Primer acto.-

           Entro a una cafetería con una amiga. El lugar es agradable.  Hablamos de lo dramático que se ha vuelto la inseguridad en el país. El mesero trae la carta. Podemos elegir;  robo a mano armada, violación o secuestro. La privación ilegal de la libertad  incluye tortura, si se les pasa la mano dejan cadáver en lugar visible. Por un extra lo devuelven pero es el platillo más caro. En la  violación  puedes pedir el combo con golpes, tortura, y traumas de por vida. El robo mano armada es con violencia o sin violencia. Con violencia puede incluir un balazo o un piquete de panza. Entran varios actores. Son comensales disgustados por  la oscuridad de la calle, ya que los arbotantes no se encuentran encendidos.

      La puerta vuelve abrirse dramáticamente, una pausa, todos ponemos cara de sorpresa y después de angustia. El antagonista masculino ha hecho su entrada  con una pistola en la mano. Dice la original frase “las bolsas, los celulares o la vida”. En ese momento en el teatro podría haber una rechifla pero no la hay. Y como habíamos pedido asalto a mano armado tuvimos que entregar lo solicitado. El hombre se va con el botín, no sin antes agradecer nuestra cooperación. Lo que me hace recordarle mentalmente a su santa madre, lo hago así por qué arma mata mentada y calladita me veo más bonita.

         Llegan los actores policías una hora después, en este momento hay rechifla.

Segundo acto.-

Ambiente: bajan las luces, hay una luz central en una mesa. Varios actores están distribuidos, todos vestidos de azul. Ya no parece vivo el café, apagaron el letrero de neón.

         El dibujante de los investigadores espera. De la bolsa de su camisa saca una cajetilla de cigarros. Me ofrece el cigarro que se asoma, lo rechazo con la mirada. El hombre resbala su vista cansada  por mi rostro. Parece acostumbrado a esperar. Sostiene el cuadernillo golpeándolo con el lápiz. Las respiraciones aledañas se excitan y apremian la acción.

          -¿Qué es lo que vio?  -preguntó el hombre que espera. El humo del cigarro distrae mi atención.

-Una pistola que traía un hombre

-¿Una pistola que traía un hombre? –repite la respuesta rectificando mi idiotez.

-La pistola me asusta  más que el hombre.  –rectifico igual a la suya.

          Un radio empieza a emitir un lenguaje numérico bastante fastidioso, nadie se mueve. Son espectadores que siguen la obra sin aliento.

-¿Qué altura tenía el asaltante?  

-El estándar de un mexicano que ha mamado del pecho materno  la canasta básica.

-¿Color de piel?- lo pregunta como si supiera la respuesta.

-Piel color del cobre, moreno, quemado, tiznado, chingado. Goteaba violencia por su frente-   me molesta dar la respuesta que él esperaba.

-¿Complexión?

-Gordo pero no flaco, flaco pero no gordo.

-¿Edad?

 -Muy vivido muy jodido entre los veinte y cincuenta años, nacido viejo, tal vez muera joven.

-¿Color de ojos?

 -Oscuros tal vez vacíos, vacíos porque eran oscuros-. Recordé lo que vi en su mirada;  a un niño que jugaba entre la mierda esperando que su progenitor termine de golpear a su madre, a un joven halconeando para vender, halconeando para robar.  Siempre esperando la muerte a la vuelta de la esquina.

 Tercer acto.- (Buen momento para ir a la dulcería)

         Sube el telón. Todos están en la misma posición. Estoy fumando, juego con los aros de humo que salen por mi boca y se extinguen lentamente. La atención se vuelva sobre mí.

         -¿Qué características tenía el asaltante? Tatuajes, marcas de nacimiento, cicatrices.

         -Cargaba las marcas de la pobreza y arrastraba el hambre. De cicatriz tenia uno que cargamos todos,  la injusticia. De tatuajes, la miseria.

-¿Oyó algo?

-Un grito  -Trago saliva recordando el sonido que hace eco en toda la ciudad.

-¿De quién?

-De todos los que somos actores de esta tragicomedia.  Ayer corríamos libres en un paisaje  alegre y cálido como su gente. Hoy las ráfagas de pólvora nos detienen. Somos prisioneros en nuestras propias casas. Respiramos miedo. Transpiramos desesperanza. Rezamos esperando volver a nuestros hogares-. Hay un largo silencio reflejando incomodidad en el público.  Un aplauso tímido comienza un aplauso masivo. Vuelve el  silencio.

-Entonces para resumir es un hombre de tamaño estándar, moreno, sin edad, ojos oscuros ¿es así? Espera la respuesta para terminar su trabajo y le paguen.

 -Sí- paso saliva esperando que el valor no lo hubiera dejado en la bolsa que se llevó el maleante  -como cualquier mexicano que se pusiera frente a un espejo. Ahí, ahí está el culpable.

 Las miradas circularon en el recinto buscando sus reflejos. El silencio cae en el teatro entero. El desenlace los enmudece. Me agradecieron la ayuda que no debió ser mucha, por que el dibujante  arrancó la hoja del cuaderno  y la tiró en el bote de la justicia.

             En la calle huí de las miradas para no sentirme culpable de habernos delatado.

(Ovación de pie)

(Ovación de pie)

(Ovación de pie)

(Baja el telón)

Esta obra fue basada en hechos reales. Los delincuentes no fueron atrapados, nadie fue herido en el lugar de los hechos. La protagonista se encuentra bien, siguió con su vida. No se hirió a ningún animal en la realización de está obra (no invitamos  seudo-políticos).

 

Sígueme en mi twitter @asdipao y espera mi blog cada viernes.

¿te pareció interesante esto?


http://blogsiglo.com/archivo/2143.fenotipo-del-mexicano.html



Elefantes y jaibas

Elefantes y jaibas

 

Alfonso Villalva P.

 

La vida de los elefantes es desgraciada, y parece serlo solo por ese hecho, el de ser elefantes. No tendría por qué serlo, a menos que a algún infeliz no se le hubiese ocurrido hace muchos años, que el marfil que imponentemente portan y con el que la naturaleza les dotó, es fuente de riqueza, con muy bajo costo y fácilmente extirpable, una vez que yacen muertos con una o varias ojivas calibre 3006 clavadas en el cerebro. La riqueza que proviene de la muerte de inocentes es, simplemente, aberrante.

 

Así es la vida de los elefantes. Desgraciada. Y todo pareciera indicar en los papeles que su destino es inapelable, al tiempo que inalterable. Así las cosas cuando surge un intento, aparentemente aislado, errático y descocado que retoma la idea de Uhuru Kenyatta, con la quema de 105 toneladas de colmillos de marfil en Nairobi.

 

Así observaba una fotografía testigo del hecho -compartida por mi colega Huitrón-, en la que decenas de colmillos eran dispuestos a manera de pira -como una remembranza de las prácticas del Santo Oficio medieval, y quizá con el mismo peregrino e infundado propósito de extraer los malos espíritus del objeto de la quema-, en un último y desesperado intento por ponerle fin a un exterminio sin razón, basado en la avaricia y la corrupción.

 

Por alguna razón más bien nostálgica, venía a mi mente con un paralelismo también inexplicable, el capricho geográfico que describe a nuestro Tamaulipas en una figura imponente de elefante que nos comunica con Tejas, encaja en Nuevo León, acaricia a San Luis Potosí y corona a Veracruz.

 

Con un escalofrío en la espina dorsal me caía el veinte de la correlación metafórica de un elefante geográfico mexicano que tiene la misma suerte que la especie milenaria: explotado y vejado por la codicia, la impunidad, la corrupción y la soez indiferencia.

 

Quizá la vinculación mental que hacía tenía que ver con la inesperada recepción de un “post” escrito por el arriba firmante hace exactamente dos años, y que ahora las redes sociales reenvían bajo el mote de “memorias”. Un mensaje que llegó a mi “timeline” en el segundo aniversario de haberlo enviado, durante la mañana en que se difundía la noticia de que la Jaiba Brava, uno de los equipos de fútbol con mayor afición, se revitalizaba con la valentía de quienes desean que México prospere. ¡Sí, ahora en Tamaulipas se requiere ser valiente para emprender y trabajar!

 

Y recordaba la trillada frase de que el fútbol es solamente lo más importante de lo menos importante, pero pensaba en las caras y las expresiones de abandono y felicidad de los aficionados de la Jaiba en la tribuna cada domingo celebrando algo que se nos olvida constantemente: la oportunidad de dedicar nuestro tiempo a ser felices en paz, a entregarnos a nuestras pasiones sin miedo, sin la incertidumbre de regresar a casa.

 

¡Para eso sirve el Estado de Derecho, la estabilidad económica y la paz! ¡Por Belcebú! Para dedicar nuestras existencias a disfrutar pasatiempos, familias, carnes asadas, visitas al motel los catorces de febrero, o lo que sea. Para cantar con la redoba, y corear el gol emocionante. Pues ya ni eso, pues la crispación social florece en el anonimato de la masa, en la golpiza artera en la tribuna. Un reflejo, si, de lo que somos; en lo que nos hemos convertido.

Los recordé a ellos. Ellos, los aficionados, los hombres y mujeres que son una muestra representativa de ti, de mi; las caras visibles de nuestro elefante abatido por la violencia, que nos avergüenza y nos compele a abatir la indiferencia en la que inexplicablemente hemos caído los ciudadanos de Tamaulipas, de Querétaro, Veracruz, Guerrero, en fin, toda la Nación. Los de las ciudades gigantes que parecen tragarse día a día nuestra dignidad.

 

La memoria en la red social latía frente a mis ojos: “Dueles #Tamaulipas, y dueles hace muchos años. Con que desvergüenza te hemos abandonado; con que descaro te ignoramos escudados cobardemente tras las enaguas de la retórica.”

 

Así lo escribí hace dos años, y lamento confesar que lo escribiría nuevamente hoy. Solo que con la agravante de que, igual que el caso de los elefantes, dos años después ya se habrán muerto muchos individuos más..., ya no están con nosotros para leerlo, compartirlo. !Qué vergüenza!

 

Gente sencilla y grandota del norte..., gustaban repetir en Nuevo Laredo, Tamaulipas. Gente alegre de Mante, Victoria, en fin. Graciosa y trabajadora. Cantadora como el epítome tamaulipeco acuñado por un regiomontano que se dejó seducir por esa tierra mientras brillaba bajo el apodo de "Piporro".

 

De allí, de Laredo. La porción más septentrional de la figura de nuestro elefante que sigue postrado ante la ineptitud y mezquindad de sus gobernantes, la voracidad de la corrupción y del crimen que se apodera de sus riquezas.

Elefante postrado, lamentando y expeliendo lagrimas saladas por sus familias desintegradas, por sus jóvenes que toman por oficio la criminalidad ante la desesperación y la degradación de los valores ciudadanos, sus mujeres explotadas, sus migrantes violentados, por sus niños que, inocentes, ahora mantienen el duelo por padres, madres y hermanos cuya única culpa habrá sido estar en el camino de quienes del lado oficial y del oscuro -o sea, el mismo-, con su muerte se habrán enriquecido aún más.

Elefantes con colmillos; jaibas que flotan sobre gas natural y petróleo; piras gigantescas que lloran la pérdida ante la incapacidad de intervenir el destino. Ciudadanos que de pronto sienten entre pecho y espalda el pundonor de la pertenencia, el poder adormecido de sus corazones e inteligencia. Seres que gravitan en una coyuntura histórica que nos puede devolver lo perdido o llevarnos, con nuestra incapacidad y tibieza, a lo que sea que exista al otro lado de la frontera del peligro de extinción.

 

Twitter: @avillalva_

 

Facebook: Alfonso Villalva P.

 

 

¿te pareció interesante esto?


http://blogsiglo.com/archivo/2142.elefantes-y-jaibas.html




publicidad

El cuarto poder

La noticia es un hecho o información importante que merece ser divulgado. ¿Pero quién así lo determina y cómo lo hace? La pregunta es relevante porque la construcción noticiosa es un proceso con propósitos a veces más que informáticos. El periodista y/o los medios de comunicación informan los hechos, pero la forma de hacerlo afecta directamente cómo estos son recibidos por las personas; es decir, su análisis no siempre es imparcial porque para captar la atención de su público meta, de la gente, deben crear un halo alrededor que llame la atención. La noticia entonces no pretende informar y formar, sino vender información, falsa o no, que pueda ser consumida por el público, que genere ganancias para los dueños de los medios masivos de comunicación y fama o prestigio a personas e instituciones que las instrumentan.

El cuarto poder (EUA, 1997), película escrita por Tom Matthews y Eric Williamsy, dirigida por Costa-Gavras y protagonizada por John Travolta, Dustin Hoffman, Mia Kirshner, Alan Alda y Blythe Danner, es una historia que gira en torno a un periodista decidido a ganar la primicia de un secuestro en un museo y capaz de hacer lo necesario para crear un espectáculo alrededor del hecho que llame la atención de los medios y de la sociedad.

Sam (Travolta) es el empleado del museo en cuestión que fue despedido porque los recursos no permitían a su dueña pagar la nómina de dos guardias de seguridad, por lo que el de mayor tiempo trabajado para el lugar es quien se queda con el puesto. Ahora, el inestable hombre despedido llega, con arma en mano, a hablar con su antigua empleadora, sin reparar en que el museo estaba siendo visitado por un grupo de niños durante el día. Max (Hoffman) es un periodista ávido por la nota sensacionalista en busca de que le de popularidad y renombre en su trabajo; un enfoque periodístico que su jefe no apoya. No puedes cruzar esa línea (ética), le dice a Max; entonces mueve la línea, responde él. Cuando el periodista llega al museo a cubrir una nota sencilla (frívola, según él) sobre el lugar, se encuentra con que Sam sin querer ha disparado su arma, hiriendo al otro guardia de seguridad.

Max ve la oportunidad de cubrir el suceso desde un punto de vista ventajoso, exclusivo, desde dentro del museo, con acceso directo a los hechos, más que cualquier otro medio o periodista pudiera tener y valorando cómo esto puede utilizarlo a su favor. Así, con poder de convencimiento y control de la situación, va manipulando a un inseguro y voluble Sam, pidiéndole la exclusiva de su historia y persuadiéndolo de cómo actuar. Debes conectar con ellos, le dice el periodista a Sam, debes conectar con ellos para que te perdonen, para que te ayuden. Su estrategia es filmar una entrevista desde dentro del museo y mostrar el lado “humano” de la situación en que se encuentra Sam, poniéndolo frente a la pantalla, en llanto, clamando por sus deseos de sacar adelante a su familia y a sus hijos, justificando sus acciones, victimizándolo a él.

La opinión popular crece a su favor según el sondeo realizado por otro periodista, rival de Max y quien también quiere ser protagonista de los hechos. La situación se vuelve un circo de opiniones,   manipulación de los hechos y, como lo afirman algunos personajes en la película, los medios de comunicación, dirigidos por las acciones de Max, con el enfoque de su entrevista, vuelven a un delincuente en un héroe, una celebridad, luego de escuchar las palabras que Max logró sacar de Sam.

La situación no deja de escalar y el ir y venir mediático no cesa, algunos entrevistan a familiares y amigos, otros se meten a filmar sin permiso al hospital donde está internado el guardia herido de bala, otros inventan testimonios con gente que se dice tener relación íntima con Sam, cuando ni siquiera lo conocen, mientras varias personas más se instalan fuera del museo, comercializando con la situación (vendiendo camisetas con la cara de Sam y otros productos similares de consumo). El mercado opera convirtiendo todo en mercancía, sin importar los sentimientos y deseos de las personas, ignorando los efectos que puede generar en la resolución del conflicto.

Los niños en el museo se toman la situación con divertimento ante la forma en que la historia es abordada, como entretenimiento de ficción que sirve para explotarse a sí mismo. Se miran en la televisión y ríen, toman las cosas a la ligera y consideran a Sam y a Max dos hombres que están ahí para amenizar el día. Adentro del museo no se siente un ambiente de peligro, porque el arma y dinamita que esconde Sam no son un vehículo de sometimiento, sino decoración de un escenario ficticio montado sin credibilidad alguna.

El control por el sentir de superioridad es lo que representa para Sam el arma que carga. ¿Qué querías al llegar aquí?, le pregunta Max. No lo sé, le contesta el otro. La policía pregunta por las demandas del secuestrador, protocolo policiaco en este tipo de situaciones. No tengo ninguna, razona Sam. Él no sabe lo que quiere y se deja manipular por un periodista que sólo se mueve según sus intereses ante su propio beneficio (profesional), que se traduce en tomar el control de la situación. ¿Para qué trajiste entonces el arma?, insiste Max. He visto en la televisión que con un arma recibes atención, se excusa el otro. El objeto, el arma, se vuelve un símbolo de poder y control, cuyo relativo para el periodista es su cámara y micrófono.

Los medios comienzan a tener más poder de autoridad en la situación que incluso la policía, en especial la cadena para la que trabaja Max, quienes tienen la exclusiva del evento y son dueños legales de todo el material: audio, video, imagen, sonido, testimonios y grabaciones. Con el periodista entrando y saliendo del museo para realizar piezas noticiosas de transmisión en la televisión, la situación se vuelve una farsa mediática, policiaca y social, donde lo importante es saber dónde poner la cámara y cuándo hacerlo.

Así lo va aprendiendo la asistente de Max, una joven que va asimilando la técnica de conveniencia y engaño dentro del mundo televisivo y mediático en que viven estos personajes, como lo es el poder de la imagen (Sam edita parte de las entrevistas para que con los cortes de edición, parezca que los entrevistados dicen comentarios a favor de Sam, cuando su opinión en realidad es todo lo contrario), las declaraciones guiadas, el dirigir una noticia, conducir, influir y direccionar la opinión pública o dar un enfoque controversial y de escándalo a lo que se presenta públicamente en pantalla.

La película es una historia que habla sobre la fabricación de noticias mediáticas, la forma en que se puede crear una falsa perspectiva de un hecho a partir del manejo fraudulento con que la noticia es fabricada, la forma en que se sacan de contexto declaraciones, cómo se “cortan” testimonios para desvirtuar lo dicho, cómo se organiza la información para hacer creer lo que se quiere proyectar, independientemente de lo realmente sucedido; cómo se engaña a partir de apariencias bien orquestadas que manipulan al espectador, en su sentir y pensar, según cómo recibe la noticia, mejor dicho, cómo un medio o un periodista quiere que la reciba.

Max sabe que Sam no es un hombre violento y, por tanto, aprovecha el secuestro para crear bullicio alrededor del suceso, convirtiéndose él en el punto central del acontecimiento, reportando desde el punto más íntimo de la situación, desde dentro del museo, sabiendo que tal es el tipo de escándalo que atraerá audiencias, le dará renombre, popularidad y un futuro posiblemente prometedor como figura pública. ¿Pero a qué precio? Si reportar un crimen puede convertirse con facilidad en un espectáculo, que los medios esperan la sociedad consuma y ésta así lo hace, ¿puede entonces aún llamársele una noticia? ¿Son los medios instrumentos de espectáculo que sólo entretienen, banalizan?  ¿O son instrumentos de control y manipulación para mantener a la sociedad en un nivel cultural que garantiza que no cuestionen como ciudadanos la sociedad en la que viven?

¿te pareció interesante esto?


http://blogsiglo.com/archivo/2141.el-cuarto-poder.html



“Una Hermosa Historia!!!”

Recuerda…

En septiembre de 1960. Yo desperté una mañana con 6 bebes hambrientos y solo 0.75 centavos en mi bolsa. Su papa se había ido. Los niños tenían de tres meses a 7 años. Su papa nunca había sido más que una presencia que ellos temían…

Cuando ellos oían rechinar las llantas en la grava suelta del camino a casa, corrían a esconderse debajo de sus camas. Lo que si hacía era dejarme 15.00 dólares por semana para comprar el mandado. Ahora que había decidido marcharse, ya no habría golpizas pero, comida tampoco.

Si había algún sistema de bienestar social por parte del gobierno en el sur de Indiana, yo nunca supe nada al respecto. Yo bañe a mis hijos, tallándolos hasta que parecían nuevos, les puse la mejor ropa hecha en casa que tenían y los subí al viejo y oxidado chevy año 51 y me fui en busca de trabajo.

Mis 7 hijos y yo fuimos a todas las fábricas, tiendas y restaurantes que había en nuestro pequeño pueblo. No tuvimos suerte. Los niños se mantenían todos encimados en el carro e intentaban mantenerse callados mientras que yo intentaba convencer a quien fuera que me pusiera atención que yo estaba dispuesta a aprender o hacer lo que fuera. Yo tenía que tener un empleo. Aun así, no hubo suerte. El último lugar al que fuimos, a unas cuantas millas del pueblo, fue un restaurant (paradero) llamado La Gran Rueda.

Una señora ya grande llamada Granny era la dueña y se asomó por la ventana y vio todos esos niños en el carro. Ella necesitaba a alguien que trabajara de noche, de las 11 de la noche a las 7 de la mañana. Ella pagaba 0.65 centavos la hora y yo podría empezar esa noche.

Me fui apresuradamente a casa y llame a la niñera convenciéndola de ir a dormir a mi casa por 1.00 dólar la noche.

Ella podría llegar a mi casa en pijama y dormir en el sofá. Esto le pareció un buen trato y acepto. Esa noche cuando los pequeños y yo nos arrodillamos para orar, todos le dimos gracias a Dios por haberle conseguido trabajo a mami, y así empezó mi trabajo en La Gran Rueda. Cuando regrese a casa en la mañana, desperté a la niñera y la envié a su casa con su dólar que era la mitad de mis propinas de toda la noche. Al pasar de las semanas, las cuentas de calefacción aumentaban el pesar de los gastos que con tan poco ingreso teníamos que soportar.

Las llantas del viejo chevy, cada vez más mostraban el trabajo del tiempo tomando la apariencia de ser globos mal inflados. Yo debía llenar de aire las llantas antes de ir al trabajo y al regresar a casa. Una triste mañana, al arrastrarme cansada hacia mi carro en el estacionamiento, encontré en mi carro cuatro llantas nuevas esperándome ahí. ¿Habrían venido los Ángeles del cielo a vivir a Indiana? Tuve que hacer un trato con el mecánico del pueblo para que le pusiera las llantas a mi viejo carro. Recuerdo que tarde mucho más en limpiar sus sucias oficinas que lo que el tardo en ponerle las llantas al viejo chevy.

Estaba ya trabajando seis noches por semana en lugar de 5 y aun así no era suficiente. Se acercaba la navidad y yo sabía que no habría dinero para comprar juguetes para los niños. Encontré un bote de pintura roja y empecé a pintar algunos viejos juguetes y los escondí en el sótano para que hubiera juguetes en la mañana de navidad. La ropa de los niños también estaba muy acabada. Los pantalones de los niños tenían parches encima de los parches y ya pronto no servirían para nada. La noche antes de navidad entraron los clientes de siempre al restauran a tomar su café.

Ellos eran troqueros, traileros y policías de camino. Habían algunos músicos que habían tocado más temprano aun ahí jugando en las maquinitas. Los de siempre estaban ahí sentados platicando hasta la madrugada. Cuando se llegó la hora de ir a casa a las 7 de la mañana yo corrí al carro para tratar de llegar antes de que se despertaran los niños y ponerles los juguetes que había arreglado abajo de un árbol que habíamos improvisado.

Aún estaba oscuro y no se veía mucho, pero note que había una sombra en la parte de atrás del carro. Algo era seguro, había algo ahí.

Cuando llegue al carro me asome por la ventana lateral. Mi boca se abrió con gran asombro. Mi viejo chevy estaba lleno de cajas hasta arriba. Rápidamente abrí la puerta y abrí una de las cajas. Adentro había pantalones de la talla 2 a la talla 10. En la otra había camisas para los pantalones. También había dulces, frutas y mucho mandado en bolsas. Había gelatinas, budines, pasteles y galletas. También había artículos para el aseo y limpieza de mi casa. Había 5 camionetitas y una hermosa muñeca.

Mientras manejaba por las calles vacías hacia mi casa, vi salir el sol del día de navidad más inolvidable e increíble de mi vida. Lloraba de incredulidad y gratitud. Nunca olvidare la alegría en las caritas de mis pequeños en esa mañana. Sí, sí hubo Ángeles en aquella mañana en Indiana hace muchos diciembres.

Y todos ellos eran clientes de La Gran Rueda. ERA EL PODER DE LA ORACIÓN.

Yo creo que Dios solo da tres respuestas a las oraciones:

1. "SI"

2. "Todavía no"

3.- "Yo he pensado en algo mejor para ti"

 

Podrás estar pasando por momentos difíciles ahorita pero Dios se está preparando para bendecirte de una forma que tú ni siquiera puedes empezar a imaginar.

 

El poder de la oración es poderoso, y la oración es uno de los mejores regalos que podemos recibir. No tiene ningún costo pero si muchas recompensas. Oremos los unos por los otros.

 

Despertar…es.

 

¿Y usted qué opina?

“Se feliz, porque la piedra nunca es tan grande, porque las injusticias acaban pagándose, porque el dolor se supera, porque la verdad… insiste, porque el coraje te levanta, porque el miedo te fortalece, porque los errores te enseñan y porque nadie es perfecto.

La vida da una segunda oportunidad para todo y pone a cada uno donde debe estar”.

 

 (Le comparto este tema: “Thalia & Michael Buble - Feliz Navidad". Haga clic en la dirección de abajo:

 

https://www.youtube.com/watch?v=0LhksdOA_bs

 Si aún no ha leído el artículo  “De la mano de… UN ANGEL!!!”, se lo recomiendo en: 

http://blogsiglo.com/archivo/672.de-la-mano-de-un-angel-.html

 

Fragmento de “El Mensaje del Señor para ti…

“La plenitud de la sabiduría y el conocimiento infinito son tuyos. Eres sabio porque mi sabiduría esta en ti. Tú sabrás cual camino debes tomar. Aquiétate en ese gran amor que aún no conoces. En la presencia de gozo de la cual aún no tienes idea. Yo estoy creciendo en tu alma y tu curación ha comenzado. Yo llego, tú no sabes cuándo, solo confía...” 3  

Despertar…es.

 

Twitter@Germandelacruzc    

"Despertar...es"  Un encuentro contigo mismo Un libro que una vez que inicias, no podrás dejar de leer.

 “QUIEN NO VIVE PARA SERVIR, NO SIRVE PARA VIVIR”

Germán de la Cruz Carrizales

  Torreón, Coahuila. México

 

                 MMXVI

¿te pareció interesante esto?


http://blogsiglo.com/archivo/2140.una-hermosa-historia.html



Los pecados de Santos Laguna @ClubSantos

Santos Laguna terminó pagando por no haber reforzado su línea ofensiva. Para la mayoría de los aficionados albiverdes y también para quienes externamos una opinión frente a un micrófono, con una pluma o frente a la cámara, resulta bastante evidente que el aparato ofensivo de los Guerreros necesita un delantero de esos llamados ‘killers’.

Martín Bravo con su pundonor dio la cara por sus compañeros al ataque pero no fue suficiente. Tanto la Concachampions y la Liga MX quedaron a un gol de distancia y ni Djaniny, ni Rentería y mucho menos Javier Orozco mostraron argumentos para prolongar la participación de Santos en ambos torneos. Parece que por lo menos a los dos últimos se les terminó la beca en el club.

Santos necesita de manera urgente un delantero del que La Rata sea complemento. Un cazador de cepa, de esos que se mueven en la cancha no en función de lo que sucede sino de lo que podría pasar. De esos que son indiferentes a la jugada en la banda pero se paran en el área justo donde el aire huele a venado.

Síganme en Twitter: @renedelat

¿te pareció interesante esto?


http://blogsiglo.com/archivo/2139.los-pecados-de-santos-laguna-clubsantos.html



DEL DESÁNIMO A LA ESPERANZA

Vaya partido que se jugó en Pachuca, el Santos que todos dimos por muerto peleó hasta el final, mostró vergüenza deportiva, ganas, huevos y mucho amor a la camiseta. Era el equipo más golpeado por ausencias y aún así el gol que lo clasificaba a semifinales lo sacó de la línea un defensor de los tuzos. No hubo goleada, no hubo tragedias pero si una eliminación que duele mucho y es lo que de hoy en adelante cuenta. La afición santista ya no se conforma con caer con la cara al sol, hace tiempo que está acostumbrada a pelear campeonatos y de ahí habrá que partir para reforzar el plantel para el Apertura venidero. Este es un plantel que hace un año fue campeón, después dio un torneo muy malo en casa pero excelente de visita, este torneo que recién termina para los guerreros y que era de la reconciliación hicieron la mejor marca de puntos de los últimos dos años, se metieron a liguilla y en cuartos son echados. Este equipo es sólido atrás pero muy chato al ataque. No soy de los que parece que se saben el saldo de la chequera del Presidente Irarragorri, pero se debe de gastar en dos jugadores de ataque estelares y dos buenos suplentes. Djaniny y Cali Izquierdoz dejarán de ocupar plaza de extranjero, el cupo se abre y Santos generalmente los ocupa. Si esta vez se trata de ser no tan inteligente y si ambicioso se pueden traer elementos que le den un plus a este plantel cuya columna vertebral yo no movería (salvo arriba). Rentería y Orozco deben salir y no seguir con esa tentación de que ya están a punto de explotar, se han ganado la desconfianza de su técnico y de su gente, ya no hay regreso. Si va a haber salidas deben ser cubiertas por gente de probada calidad, no más experimentos.

La gente extrañará ver a su equipo en semifinales o final y estará esperando refuerzos para volver a ilusionarse, el juego de vuelta en Pachuca anima, si, pero no debe confundir el juicio de quienes toman las decisiones de escritorio en Santos. Nada levantará más el ánimo y empujará a la gente al Corona que armar un plantel para buscar el campeonato, todos tenemos claro qué falta, ahora el balón está en la oficina del Presidente.

 

TWITTER @manyecastil

¿te pareció interesante esto?


http://blogsiglo.com/archivo/2138.del-desanimo-a-la-esperanza-.html



Paradas continuas

La lotería de la vida nos lanzó por los  caminos de terracería a la mayoría de los laguneros. Pero quién podría presumir que con hábiles subterfugios se ha escapado de la realidad económica (sino es político, claro).

         Debo admitir que mi situación económica se encuentra en un punto gravoso y el hecho que mi indispensable vehículo automotor me dejará varada, no ayudó mucho. Diagnóstico: agonizando, necesario cambiar una pieza carísima. Solución: Irme a trabajar en camión, colectivo, vehículo público, transporte de la muerte, etcétera. Acepto que mi postura no es muy halagadora. Mi presupuesto es  de dieciocho pesos diarios para movilizar mi persona. La locura empieza a tocar a mi puerta como en “algún lugar de la Mancha”.

         Noventa pesos a la semana  transportan a un trabajador promedio a sus labores, increíble, si en promedio tres miembros de la familia tienen que utilizar este medio para ir a trabajar. Si hacemos cuentas resulta que les saldría mejor irse de mosca, no es seguro pero barato, sí.

        La primera mañana que me levanté como “mexicana ahorrativa”, desperté mas temprano de lo acostumbrado, mi lógica me indicó que el tiempo de llegada a mi trabajo se duplica si hay que parar en cada esquina. Me hice colocar mi reluciente armadura. Cargué con todos mis aditamentos laborales que antes tenía desparramados prodigiosamente en mi carro; bolsa de mano gigante, maletín de papeles, mi lonche, si alguien que no sea lagunero lee esto, se refiere a un pan francés, no bolillo, relleno comúnmente de lo que tengas en el refrigerador.

     Me dirigí a la parada de camión. Ya me había informado previamente cuál era la indicada para llevarme  por el rumbo de Galerías, el Jacarandas- bulevar. Me planté bajo un angosto tejaban  y un banco del mismo material, no hecho para humanos, no es natural que mida veinticinco centímetros, no en este país de mujeres sabrosas. El horizonte me mostró el colectivo indicado, las letras pequeñas en su frente no dejaban duda, que necesito lentes. Me posicioné casi en medio de la calle cuando me di cuenta que no bajaba la velocidad. Me sentí como Don Quijote  moderno esperando atacar al gigante que se venía sobre mí y a quién no parecía intimidarle mi gallarda estatura, un metro con cincuenta y seis centímetros. Pase saliva con un ademán previamente imitado hice la señal indicada en estos casos. La mole de metal freno a unos escasos cincuenta centímetros de mis pies pero a diferencia del caballero español, fui engullida por el gigante.

           Puede una persona espantarse y al mismo tiempo poner cara de no pasa nada, debí tragarme la expresión de susto al sentir el movimiento telúrico del vehículo. Increíblemente el chofer responsable de mi seguridad o inseguridad recibía los nueve pesos de pago, mientras aceleraba las ocho ruedas y obviamente me dejaba a merced de la gravedad, que en ese momento buscaba darme un ósculo. Pensaba que una de las cualidades de los Laguneros era su sentido del humor, rectifico, es la capacidad de caminar en un vehículo en movimiento. Sin gramo de vanidad, es una lista que encabezaríamos aparte de las ciudades más inseguras, más contaminadas, con más baches, más endeudadas, por eso es el sentido del humor, creo.

          Busqué el primer asiento que me alejara de la lujuriosa gravedad. La ventanilla abierta me recordó respirar y me alejó de sentir claustrofobia en movimiento, registraré ese concepto, lo pondré en mis pendientes: escribir para el blog, escribir algo decente en el blog, aprender a escribir y registrar concepto de claustrofobia en movimiento.

         Cuando me acostumbré al temblor y aún más a las paradas continúas del camión. Me dediqué a observar a los demás pasajeros, en términos catedráticos es un microcosmos cultural, los investigadores deberían trasportarse en esta multi-ideología rodante y hacer la tesis que la cultura mexicana cabe en una lata.

         Por el precio del pasaje la música va incluida. Reconozco que soy una persona que se jacta de escuchar todo tipo de música pero a las siete de la mañana, es mentada de madre. La rica mezcla que el DJ, chofer, cobrador, trasportador de reses, aleja hasta los adormecimientos más celosos. Los conocedores de este comunismo musical, cargan sus aparatillos loco fónicos de su gusto lírico, excelente recomendación.

        El camión se rellena con embutido humano al gusto, pásele, pásele marchanta todo lo que quiera a su gusto tenemos  de todas las tallas, tenemos estudiantes al por mayor dormidos o despiertos, viejitos que pasean su hastío, adultos que van o regresan del trabajo nocturno y dejan el sueño colgado del asiento. De escuela, oficina, maquila, servicio domestico, pásele escoja, barato, barato nomás un rato.

      Todos los pasajeros se vuelven espectadores al no traer un volante en las manos.  Registró mi bolsa y decido sacar mi libreta de ideas al ver un niño subir con su abuelo al camión, y tomo apuntes para escribir un cuento de esa escena. Sacó el libro que estoy leyendo, leo dos párrafos y levanto la mirada previsora para no pasar mi parada. Una curva me recuerda que faltan dos cuadras. Guardo mis aditamentos, la pluma se me cae, rueda. Pienso, no vale la pena perder la vida, compraré otra. Me levanto aferrándome con las dos manos, porque si me caigo por güey, el orgullo me levanta pero no se si lo traje, no me arriesgo. La inercia del freno me lleva a la puerta. Gracias, es la palabra que digo al bajar, el chofer piensa que se lo dije a él,  pero agradezco a Dios.

          Ya que economizar es mi prioridad, sigo viajando en camión cuando puedo. Me hago acompañar por mis apuntes y mi libro. Es todo un descubrimiento que este vehículo se compare, con una cafetería, una banca en la plaza, y una biblioteca. Claro que mis escritores favoritos y yo vamos a veces arrullados, a veces sacudidos, a veces aplastados por alguien que rebasa nuestro espacio personal. Aunque  hasta este momento no he tenido queja de ninguno de ellos. Y ya solo diré ¡bajan!

 

Pd. Subiré blog cada viernes.  Si lo sé, no tengo vida social.

 

Pd2. sígueme en mi twitter @asdipao

¿te pareció interesante esto?


http://blogsiglo.com/archivo/2137.paradas-continuas.html



HENRY FORD, SIEMPRE SE APOYÓ EN OTROS

imagen

HENRY FORD, SIEMPRE SE APOYÓ EN OTROS

Hola !  Amigo y distinguido lector.  Qué gusto saludarte !  Aquí estamos, por primera vez, en este maravilloso periódico de la zona de La Laguna -EL SIGLO DE TORREÓN-, por lo que les estoy muy agradecido a quienes me están dando la oportunidad, porque sé que me va a servir como un elemento muy importante en mi avance personal, al ofrecerme un espacio que para mí es un compromiso para que desarrolle editoriales que sirvan para hacerte pensar un poco, para que seas un mejor ser humano, y luches para lograr tus objetivos. 

Lo que pretendo es motivarte para que logres tus sueños, tus anhelos, tus más nobles ideales, y luches y te esfuerces por alcanzarlos.

El día de hoy, te voy a hablar de un personaje que cambió a toda la humanidad, porque implementó un nuevo tipo de transporte.  El coche Ford T.  Nos estamos refiriendo a Henry Ford.  Ford tiene muchos detalles por admirar de su persona, pero ahora te platico solo algunos, además de narrarte todo el derrotero que siguió para lograr que su negocio se convirtiera en un negocio que produjo gran cantidad de utilidades.

Ford usó siempre una filosofía, porque he de decirte que a él siempre le dijeron que no tenía la inteligencia suficiente como para sacar adelante un negocio.  Y cómo crees que les contestó a los que lo envidiaban ?  Lo más importante en los negocios es tener el teléfono del que sabe…  Qué tal !  Interesante e inteligente el hombre, verdad ?

El mismo Ford tenía otro razonamiento, que todavía es fecha que se toma mucho en cuenta su pensar:  Tanto como crees que puedes, como si crees que no puedes, siempre estarás en lo cierto !  Te das cuenta de la importancia de este concepto ?  Sabes lo que quiso decir Ford ?  Que si piensas que puedes, puedes.  Que si piensas que no puedes, no puedes.  Qué lección !  De eso depende, solo de pensar que puedes.  Nada más.  No hay que darle muchas vueltas a este asunto.  Solo piensa que puedes, y ya la hiciste !  Así de fácil y así de sencillo.

Pero sigamos escudriñando la historia de este maravilloso personaje.  Henry Ford cambió la forma de vida de muchísimas personas con su modelo innovador.  Además, la línea de montaje y las técnicas de producción en masa que inventó, establecieron los estándares de la práctica industrial a nivel mundial.

Ford desde los 12 años, después de haber sido educado en una escuela en donde destacó por su interés en la mecánica, puso su propio taller en un espacio que habilitó en su propia casa.  Este interés le valió para que se transformara en un auténtico genio de la mecánica, convirtiéndose años más tarde, en “uno de los más grandes industriales del mundo”.

Con 15 años de edad construyó su primer motor de vapor.  Después de otros intentos, se convirtió en ingeniero para trabajar con la Edison Illuminating Company en Detroit.  Ya con dinero suficiente, puso más atención a sus creaciones personales.

Y en 1898, Ford creó la Detroit Automobile Company.  Pero, desafortunadamente, la empresa se fue a la bancarrota.  Pero no se desalentó ni se desanimó, aún con el tropiezo que acababa de sufrir.  Él siguió trabajando, diseñando y fabricando varios coches de carreras y condujo su famoso coche de carreras “sweepstakes” que lo llevó a la victoria ganando al campeón americano, Alexander Winton, en 1901.

En 1903, fundó la Ford Motor Company.  Uno de los hechos que más marcó su carrera ascendente como propietario de una fábrica de automóviles es haberlos bajado de precio, de hasta $ 500 dólares, siendo que el precio regular era de $ 2,000 dólares, eso provocó un boom de ventas, que propició que sus ventas se multiplicaran tanto, convirtiéndolo en un millonario.

 

Sigue el ejemplo de los grandes hombres que transformaron a la humanidad por su persistencia y su coraje para lograr sus objetivos.  A seguir luchando por tus próximas metas, y como cierro mis escritos en periódicos y en mis programas de radio… y a seguir pataleando, porque no hay de otra !

Bibliografía Consultada:

www.wikipedia.com

www.biografiasyvidas.com

Si tienes algún comentario en referencia a este escrito, puedes hacerlo mandándome un correo a mi dirección: mottivare@gmail.com, o también, puedes entrar a mi sitio web: www.mottivare.com, y en el formato de contacto puedes mandarme tus comentarios.

 

¿te pareció interesante esto?


http://blogsiglo.com/archivo/2136.henry-ford-siempre-se-apoyo-en-otros.html



3 de poder

3 de poder

 

Alfonso Villalva P.

 

 

A la Profesora y al Doctor; sin ellos no habría nada

 

 

En el banco, en el aeropuerto, el expendio de pan o la oficina de recaudación municipal. En el kiosco de venta de periódico o de boletos para un concierto. En los pasaportes, la oficialía de partes o la peluquería. En el salón de clases entre alumnos, con el maestro. 

 

Sí. Allí, omnipresente está el fantasma de los tres minutos de placer que otorga el poder sobre otro individuo que en ese momento no es nadie, no es nada, si la voluntad del guardia, custodio, oficial, vendedor, servidor público o administrador que tiene en sus manos una porción tangible de su destino, patrimonio, o salud mental.

 

-Uy joven, no se va a poder... Pero, verá usted, no es un tema mío (vaya usted a creer), es un tema de protocolos y procedimientos a los que nuestra integridad nos obliga a permanecer apegados... -traducción: ya se jodió y me importa lo mismo que el precio de un pimiento en el mercado sobre ruedas-. 

 

Una de las constantes manifestaciones en la conducta humana es el regodeo particular cuando le toca a un determinado individuo poseer esos proverbiales y sabrosos tres minutos de poder, en los que puede, de manera absoluta y descarada, evidenciar a cualquiera que esté frente a si, que es tan esencial en ese momento de la vida, por tres minutos, que merece la pena incluso encajar una caravana, una reverencia, un acto circense de complacencia.

 

La oportunidad se genera en múltiples circunstancias y en la mayoría de las culturas del planeta. Es una de esas coyunturas de la vida de las personas que generan, imagino yo, una suerte de anécdota familiar que se repetirá indefectiblemente por años y años, en comidas de domingos, en los desayunos familiares de los festejos sosos del día de la madre, el padre y hasta los inefables valentines.

 

Piensa por un momento la última vez que sacaste tu pasaporte, o que llegaste rayando al banco para cambiar un cheque y hacer un pago el día de su vencimiento. O que me dices del individuo que se queda a la mitad del paso en el semáforo a sabiendas que estorbará y creará un nudo vehicular. El del sello de migración -es impresentable-, el del filtro de seguridad que trabaja más lento a medida que le explicas que perderás el avión.

 

Siempre hay niveles y proporciones, y esos tres minutos de pronto se vuelven periodos legislativos, trienios municipales, sexenios en su figura máxima. Están los de los hospitales y las salas funerarias.

 

Por aquí no pasas, y más allá de que el hecho mismo de limitarte, obstaculizarte o retrasarte no reporte en apariencia utilidad alguna o beneficio particular al sujeto que oficia de semi dios terrenal en esa particular coyuntura, lo hace por el placer de ser, por la malsana satisfacción de sentir importancia y de poder alterar el rumbo de tu destino.

 

Claro que no le da nada, excepto ese placer enfermizo de tomar revancha por todas aquellas veces que alguien le dijo que no, de extasiarse al saberse indispensable, de verte a ti la cara de frustración, en esos 3 de poder. Vaya, por el puritito placer de joder.

 

 

Twitter: @avillalva_

 

 

Facebook: Alfonso Villalva P.

¿te pareció interesante esto?


http://blogsiglo.com/archivo/2135.3-de-poder.html



Network

¿Cuál es el propósito del contenido de los medios de comunicación? ¿Son las noticias sólo información? ¿Es la programación de la televisión producto de las necesidades de la sociedad o son más bien medio de control y alienación? La televisión es un medio de transmisión y difusión, pero también de entretenimiento, información, cultura y aprendizaje. La sociedad es responsable [o mejor dicho, debería ser] del contenido que este medio de comunicación maneja, directa e indirectamente, consumiendo su programación y exigiendo, al ver o no ver un tipo de programa, el tipo de televisión que desea para su propios integrantes.

Network (EUA, 1976) es una película que aborda estos temas, reflexionando sobre la forma en que las personas detrás de este medio de comunicación, directivos, dueños, programadores, periodistas y comunicólogos, abordan su contenido en función de propósitos específicos de negocio, es decir, la televisión como medio de lucro, con programación que venda espectáculo, entretenimiento o información que genere dinero, según la participación de los patrocinadores promoviendo programas de alta audiencia de consumo popular.

La película trata de un conductor de noticias, Howard Beale, a quien recientemente se le ha informado será destituido del noticiero que preside, y quien, en consecuencia, anuncia se suicidará frente a las cámaras en su emisión de la siguiente semana. La cadena televisiva para la que trabaja reacciona con alarma una vez que han digerido el anuncio (pues en un inicio ni siquiera habían puesto atención al noticiero de Howard, menos habían escuchado con detalle sus palabras, dando por sentado el contenido de su noticiero y lo que en él se dice). Sin embargo, la nueva jefa de programación, Diana Christensen, encuentra la oportunidad de explotar el sensacionalismo y amarillismo de la noticia, en especial una vez que recibe los análisis de audiencia, que marcan que más personas han sintonizado el canal y su programa de noticias a partir de la crisis nerviosa en pantalla de Howard y su determinación, hecha pública, de terminar con su vida en transmisión en vivo.

La televisión es un circo, un espectáculo, denuncia Max Schumacher, antiguo amigo del conductor de noticias, quien reprueba la forma en que la cadena televisiva explota su situación personal. Este hombre [Howard] llena un vacío, se disculpa Diana, quien además asegura que con más arranques de ira frente a la televisión, se podrá manufacturar un programa de entretenimiento para transmitir diariamente, segura de que pronto se convertirá en el número uno de audiencias. Lo que en efecto sucede una vez que las personas encuentran una forma catártica y empática con la presencia de Howard y su discurso de denuncia social. Quejándose del gobierno, de la sociedad y del sistema, el conductor hace famosa entre los televidentes la frase: “Estoy muy enojado y ya no lo aguantaré más”.

A su llegada a la compañía, Diana quiere programación de espectáculo: “El pueblo estadounidense quiere que alguien articule su furia por ellos”. Para la ejecutiva, Howard es esa persona y la cadena televisiva, como empleadora del hombre, tiene derecho a sus palabras. Transmitir un programa donde él sea la estrella es alimentar esa misma alienación a través de la televisión, que es el principal propósito de Diana, crear un espectáculo y alimentarlo, para entretener y enajenar al público que los sintoniza.

“La gente no quiere saber la verdad”, anuncia un día Howard, hablando de su necesidad de contar a su audiencia su percepción del mundo, pues se ha cansado, dice él, de todas las mentiras que su profesión, como conductor de un noticiero, en compromiso con una cadena televisiva, un gobierno y una sociedad, le ha obligado a decir. La idea empata con la reflexión de Max: “La única verdad que la gente conoce es la que les llega de la televisión”. Max habla de este medio de comunicación como moldeador de realidades, formador de ideología generador de actitudes, modas y costumbres. La gente imita lo que ve y se cree todo lo que mira, dando credibilidad a lo que se le pone enfrente y validando así a este medio de comunicación, sin saber si su contenido está construido bajo la ficción o la imparcialidad. En la película esto es lo que ocurre, ejemplificado a través del personaje de Diana, quien sabe que con un programa con un guión bien planeado, que más tarde es transmitido como verdad (un reality show, por ejemplo), es el engaño perfecto para mantener a la audiencia pasiva, engañada y enganchada.

Asesinatos, violaciones, asaltos y crímenes, incluso las noticias más serias se vuelven un espectáculo cuando así está diseñada la forma en que la televisión (y los noticieros en general, por ejemplo) presentan este tipo de información. “Les diremos todo lo que quieran oír”, anuncia uno de esto personajes, en relación a la dinámica entre medio de comunicación y sociedad: la televisión continuará produciendo programación banal mientras la sociedad así lo exija, porque también la continuará consumiendo mientras los medios de comunicación la sigan produciendo. Trabajamos con ilusiones y ellos se las creen, explota Max, cuando demanda sentido común, razonando la forma en que los medios, la televisión en específico, crean historias que infunden miedo y aislamiento (con el contenido de sus noticieros, las series de televisión, los programas de variedad, entre otros), y todo sólo para el beneficio de unos cuantos, los dueños del capital que rigen al mundo. La película narra estos procesos, que son sin embargo más que simple imaginación, son testimonio de la forma conductual de los factores que intervienen en el ámbito de los medios de comunicación masivos en la sociedad globalizada del siglo XXI.

Cuando Howard pide a su audiencia quejarse abiertamente ante la venta de la cadena televisiva a un conglomerado financiero con mayor capital (de origen árabe), los dueños y directores de la televisora saben que la única manera de cortar la influencia sin control de este hombre es deshacerse de él. No sin antes enviarlo a recibir una lección de uno de los magnates del consorcio, quien le habla de que el mundo no son naciones, sino corporaciones, que las personas creen tomar decisiones para su beneficio propio (la compra de una casa, un seguro, un tipo de automóvil o un tipo de educación), pero que en realidad sólo se mueven alrededor del capital que maneja al mundo. En el mundo no hay negocios, insiste este hombre, hay empresas, que manejan el capital mundial y a quienes gobernantes y sociedades responden.

Los mensajes de anticonformismo de Howard pasan de moda y sus palabras populistas se convierten en reflexiones sobre la deshumanización. Su audiencia se disipa, la división de noticias se vuelve un departamento, pasando de ser independiente en su contenido a dependiente de la división de programación, mientras que los ejecutivos del canal deciden asesinar a Howard (contratando indirectamente a un ejército radicalista, con el que trabajan un programa de televisión sobre secuestros, vandalismo y otra prácticas de esta índole realizadas por este grupo), seguros de que las grabaciones del suceso podrán utilizarlas para atraer a más audiencia.

En la televisión todo se puede y esta película, aunque exagerando esa realidad, refleja cómo esto se hace posible, cómo el contenido televisivo puede caer en lo trivial e insustancial con suficiente facilidad, si la sociedad así lo permite, si no cuestiona lo que oye y lo que ve. ¿Por qué yo?, se pregunta más de una vez Howard, respecto a convertirse en un estandarte de la superficialidad del ser. La respuesta, en cada ocasión se repite: Porque estás en televisión.

Ganadora de cuatro premios Oscar (mejor actor y actriz principal, actriz de reparto y guión original), nominada además en otras seis categorías, incluyendo mejor director y mejor película, la historia está escrita por Paddy Chayefsky y dirigida por Sidney Lumet, con las actuaciones de Faye Dunaway (como Diana), William Holden (como Max), Peter Finch (como Howard), Robert Duvall, Wesley Addy, Ned Beatty y Beatrice Straight, entre otros. Una película para meditar sobre la sociedad del espectáculo, la banalización de la comunicación informativa y los procesos de enajenación que los medios de comunicación masiva promueven y practican.

¿te pareció interesante esto?


http://blogsiglo.com/archivo/2134.network.html



“Un vaso de Leche!!!”

Recuerda…

Un día, un muchacho pobre que vendía mercancías de puerta en puerta para pagar sus estudios universitarios, encontró que solo le quedaba una simple moneda de diez centavos, y tenía hambre…

Decidió que pediría algo de comer en la próxima casa. Sin embargo, sus nervios lo traicionaron cuando una  encantadora mujer joven le abrió la puerta.  En lugar de comida pidió un vaso de agua.

Ella pensó que el joven parecía hambriento, así que le trajo un gran vaso de leche.

Él lo bebió despacio, y entonces le preguntó:

-¿Cuánto le debo?-

-No me debes nada hijo- contestó ella.  -Mi madre siempre nos ha enseñado a ser caritativos con los que nos necesitan…

Él le dijo...  -Entonces, se lo agradezco de todo corazón...!-

Cuando Howard Kelly se fue de aquella casa, no solo se sintió más animado, sino que también su fe en Dios y en los hombres era más fuerte.  Él había estado a punto de rendirse y dejar los estudios por las penurias.

Unos años después esa mujer enfermó gravemente. Los doctores locales estaban preocupados.  Finalmente le enviaron a la gran ciudad.  Llamaron al Dr. Howard Kelly para consultarle.  Cuando éste oyó el nombre del pueblo de donde venía la paciente, una extraña luz y una grata sensación  llenaron sus ojos.

Inmediatamente el Dr. Kelly subió del vestíbulo del hospital a su cuarto.  Vestido con su bata de doctor entró a verla. Caprichos del destino, era ella, la reconoció enseguida.  Regreso al cuarto de observación determinado a hacer lo mejor posible para salvar su vida. Desde ese día el prestó, la mejor atención a este caso, fue operada a corazón abierto y su recuperación fue dura…

Después de una larga lucha, ella ganó la batalla...!  Estaba totalmente recuperada...!

Como ya la paciente estaba sana y salva, el Dr. Kelly pidió a la oficina de administración del hospital que le enviaran la factura total de los gastos para aprobarla.

Él la revisó y firmó.  Además escribió algo en el borde de la factura y la envió al cuarto de la paciente.

La cuenta llegó al cuarto de la paciente, pero ella temía abrirla, porque sabía que le tomaría el resto de su vida para poder pagar todos los enormes gastos de una operación así…

Finalmente la abrió, y algo llamó su atención: En el borde de la factura leyó estas palabras...

“Pagada por completo hace muchos años, con un vaso de leche”

(Firmado) Dr. Howard Kelly

 

Lágrimas de alegría inundaron sus ojos y su feliz corazón bendijo al doctor por haberle devuelto la vida…

 

No dudes de que recogerás lo que siembres…

No existe la casualidad…existe la invisible mano del destino que devuelve a cada uno lo que dio…

 

Despertar…es.

 

¿Y usted qué opina?

“Se feliz, porque la piedra nunca es tan grande, porque las injusticias acaban pagándose, porque el dolor se supera, porque la verdad… insiste, porque el coraje te levanta, porque el miedo te fortalece, porque los errores te enseñan y porque nadie es perfecto.

La vida da una segunda oportunidad para todo y pone a cada uno donde debe estar”.

 

 (Le comparto este tema: “Life Vest Inside - Kindness Boomerang - "One Day". Haga clic en la dirección de abajo:

 

https://www.youtube.com/watch?v=nwAYpLVyeFU  Si aún no ha leído el artículo  “El valioso tiempo de los…MADUROS!!!”, se lo recomiendo en: 

http://blogsiglo.com/archivo/1557.el-valioso-tiempo-de-losmaduros.html

 

Fragmento de “El Mensaje del Señor para ti…

“¿Necesitas mi guía para resolver algún problema hoy? Comprométete conmigo y entrégame toda necesidad, yo calculare con precisión cada circunstancia ni un minuto más, ni un minuto menos, porque eres uno conmigo y uno con toda sabiduría....” 3  

Despertar…es.

 

Twitter@Germandelacruzc    

"Despertar...es"  Un encuentro contigo mismo Un libro que una vez que inicias, no podrás dejar de leer.

 “QUIEN NO VIVE PARA SERVIR, NO SIRVE PARA VIVIR”

Germán de la Cruz Carrizales

  Torreón, Coahuila. México

 

                 MMXVI

¿te pareció interesante esto?


http://blogsiglo.com/archivo/2133.un-vaso-de-leche.html



¿Al Presidente de @TigresOficial se le olvidó que representan a la @UANL cuando justificó a su barra brava?

Vergonzoso es el calificativo que mejor describe el hecho suscitado el pasado sábado entre aficionados regios y laguneros. Pudiendo desbordarse la pasión del futbol en tantas ocasiones, sólo lo hace en las peores.

Es cierto que la rivalidad entre Torreón y Monterrey va más allá del plano deportivo, ambas ciudades pertenecen a la misma región del país y debido a su cercanía compiten por mercados y rutas comerciales, pero ello no significa que ambas “aficiones” deban arreglar sus diferencias a puñetazos.

Desde la Sultana del Norte culpan a los santistas por “odiar todo lo regio”. En Torreón culpan a los de Nuevo León por “odiar a los laguneros y venir a provocar”. Y echándose la bolita unos a otros al final se olvidan de lo realmente preocupante: algunos niños quedaron en medio de la trifulca y una mujer fue a parar al hospital con lesiones en la cara que seguramente harán que nunca vuelva a pisar un estadio de futbol.

Aún más grave, desde mi punto de vista, es que Alejandro Rodríguez, Presidente de Tigres, declare que “si me avientas ahorita pues tengo qué hacer algo, a lo mejor soy mejor tirando golpes que tú y en un ‘entre’ saliste perdiendo”. El Ingeniero debió recordar mientras justificaba la violencia de sus matones que el equipo representa a la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Al final, nadie es monedita de oro, y el estadio de Santos puede ser vetado para el próximo partido en el que se planea rendirle homenaje a Oswaldo Sánchez. La solución no está en poner el triple de policías a custodiar a los visitantes, pues tampoco se puede enviar a todo el cuerpo policial de la ciudad a cuidar un evento deportivo y dejar a merced de otros delincuentes el resto de negocios, empresas y calles de la región. La solución está en dar a nuestros hijos ejemplos correctos y valores morales para que el día de mañana no sólo ir al futbol, sino el simple hecho de salir a la calle sea sinónimo de seguridad para todos.

Bien lo dice Juan Villoro en su libro Dios Es Redondo: “En sociedades descompuestas, Hamlet incita a matar padrastros y el futbol a cometer actos vandálicos”. Por lo pronto, 18 de esos “lokos” ya no están “libres”.

 

Síganme en Twitter: @renedelat

¿te pareció interesante esto?


http://blogsiglo.com/archivo/2124.al-presidente-de-tigresoficial-se-le-olvido-que-representan-a-la-uanl-cuando-justifico-a-su-barra-brava.html



.@redvaqueros, rumbo a la temporada 2016 de la LMB

Hace una semana por fin terminaron los rumores que rondaron en la Comarca Lagunera en torno a que el equipo de beisbol de la región dejaría el desierto.

Juan José y Érik Arellano, empresarios mazatlecos, se presentaron ante los laguneros con la promesa de hacer de Vaqueros Laguna un equipo ganador que deje atrás la nostalgia de aquellos Algodoneros de los años 40 y 50.

Los también dueños de los Leones de Yucatán pretenden que La Máquina Naranja sea un equipo que peleé de tú a tú ante cualquier rival y en cualquier estadio de la Liga Mexicana de Beisbol.

Su primer movimiento clave fue poner en un puesto estratégico a David Cárdenas Cortés, que llega a Vaqueros luego de su paso con los actuales subcampeones del Pacífico, Caballeros Águila de Mexicali. “El Chile” arribó a La Laguna antes de que se hiciera oficial la entrada de los inversionistas mazatlecos, pero es del conocimiento público que el ex-lanzador es gente de confianza de los Arellano.

Los propietarios de Grupo Álamo llegaron a Vaqueros Laguna gracias a una alianza estratégica de negocios con Grupo Soriana, y aprovechando la posición geográfica de Torreón buscan expandir sus empresas del ramo inmobiliario y automotriz, por lo que en el futuro se podría ver la apertura de una agencia de arrendamiento de autos en la región.

Bajo el mando de los sinaloenses han llegado peloteros de calidad como Ricky Álvarez, Omar Espinoza y Dustin Crenshaw, que junto a Salvador Valdez encabezarán la rotación de abridores. Luis Iván Rodríguez y Felipe Arredondo podrían también formar parte de este pelotón. Por otra parte, el taponero de lujo Tony Peña vuelve a formar parte del roster.

Es cierto que el pitcheo es una parte fundamental del juego, sin embargo, el beisbol se gana con carreras y es precisamente en la ofensiva donde el equipo luce desbalanceado.

Seguramente veremos a Freddy Guzmán como primer bate, Diego Madero en el segundo turno y después aparece la duda. Juan Carlos Linares puede ser el tercer bate, sin embargo, parece que falta el toletero que ocupe el cuarto sitio en el orden. El cubano Linares podría ser quien se encargue de impulsar al equipo pero entonces quedaría el hueco en el tercer turno. Ricky Álvarez y “Chipper” Méndez completarían la rotación a la ofensiva.

Los hermanos Arellano, buscando satisfacer al aficionado, planean hacer una remodelación del Estadio Revolución. De entrada han dicho que hay planes para llenar de butacas el inmueble de la avenida Juárez y colocar una pantalla más grande.

El equipo luce competitivo, muy probablemente veamos a Vaqueros en playoff otra vez, pero parece que lo realmente bueno vendrá hasta la próxima temporada, cuando los Arellano y su equipo de trabajo estén bien asentados en el desierto lagunero.

Los invito a seguirme en Twitter: @renedelat

¿te pareció interesante esto?


http://blogsiglo.com/archivo/2102.redvaqueros-rumbo-a-la-temporada-2016-de-la-lmb.html




El Siglo de Torreón ©2016. Los textos, blogs y comentarios son propiedad y responsabilidad del autor de los mismos.