Blog en El Siglo de Torreón

De los libros a la pantalla grande

Escrito por Alexis Rojas el jueves 18 de sep, 12:40 en Cine,

Desde el inicio las películas han sido basadas en todo tipo de cosas, desde otras películas, noticias, experiencias, cómics y libros. No obstante pareciera que durante los últimos años traer las historias de libros famosos se ha vuelto una moda muy común.

Ya sea por la aceptación del público y sus fanáticos o por la facilidad de realizar una historia ya escrita, los creadores han tomado este recurso como algo muy común.

Aquí algunas de las cintas y sagas más famosas basadas en libros de los últimos años.

El señor de los anillos.

Probablemente una de las sagas más conocidas basadas en libros. Escrita por J. R. R. Tolkien es una historia de cuatro libros, fue publicada por primera vez en 1954. Fue traída al cine por el director Peter Jackson en el 2001 con la cinta “El Señor de los anillos: La comunidad del anillo”. Creando desde entonces un grupo distinguido de seguidores, entre los cuales destacaban fanáticos de los libros. La película fue muy bien aceptada y aplaudida por su estupenda adaptación, entrando al corto listado de las cintas que logran respetar a los libros. Meses después vieron las secuelas “El señor de los anillos: Las dos torres” y “El señor de los anillos: El retorno del rey”. Continuando hasta el 2012 donde se estrenó la precuela de estas historias basada en la novela “El Hobbit”. La saga está pronta a estrenar su sexta entrega en el cine.

Harry Potter.

No se puede hablar de las sagas e historias basadas en libros sin pensar en Harry Potter. Esta historia de magia, hechizos y autos flotantes logró seducir no solo a un grupo de personas, sino a una generación completa. El libro escrito por la ahora famosa británica J. K. Rowling alrededor de 1997 llegó a las salas del mundo en el 2001 hace ya más de diez años concluyendo con su última entrega en el 2011. Está cinta dio a conocer nuevos prospectos como Emma Watson y Daniel Radcliffe entre muchos más. Ha sido una de las sagas que más han recaudado y que cuenta con más seguidores alrededor del globo.

 

Los Juegos del hambre.

Otra de las sagas que se han vuelto fuertes y populares día con día en los últimos años. A pesar de no ser la mejor obra literaria esta historia post-apocalíptica y de rebelión ha logrado posicionarse entre los títulos más grandes. Escrita por Suzanne Collins y publicada 14 de septiembre de 2008. Pasaron sólo cuatro años para que la trama llegara a la pantalla grande, protagonizada por Jennifer Lawrence, Liam Hemsworth, Josh Hutcherson entre otros. La película cautivo a los fanáticos lectores y también a los que no conocían la historia. El filme tiene aún dos entregas por estrenarse, una en noviembre de este año y la segunda planeada para noviembre del 2015.

 

Julio Verne.

En si no es ninguna saga, pero si un gran escritor. Jules Gabriel Verne fue un escritor francés en el siglo XVII. Es considerado, junto con H. G. Wells, “El padre de la ciencia ficción”. Se han llevado al cine dieciséis películas basadas en sus historias y otras tantas basadas en sus personajes, dentro las que más destacan “La vuelta al mundo en 80 días”, “La Liga de los Extraordinarios” y “Viaje al cientro de la tierra” protagonizada por Brendan Freizer y Josh Hutsherson, y su secuela el Viaje 2: La isla misteriosa protagonizada por Daweyn Johnson La roca y Josh Hutsherson. Con esto Julio Verne derriba a cualquier otro autor o saga de libros y logra destacar y seguir presente tanto en la literatura como en el cine por más de 300 años.

Menciones Honorables de otras historias basadas en libros:

Si decido quedarme.

Crepusculo (Saga).

Orgullo y prejuicio.

Maze Runner.

Las Crónicas de Narnia.

El curioso caso de Benjamin Button.

Forest Gump.

Soy Leyenda.

Yo Robot.

El Perfume.

Romeo y Julieta.

Entrevista con un vampiro.

Alicia en el país de las maravillas.

American Pyscho.

El Cisne negro.

Ben Hur.


Dejar comentario acerca de: «De los libros a la pantalla grande»

El viaje de Chihiro (2001)

Escrito por Diana Miriam Alcántara Meléndez el jueves 18 de sep, 10:52

Tal vez crecer significa cambiar, tal vez lo que significa es acentuar (y aprender a hacerlo) las fortalezas y cualidades propias, con el fin de conocer y reconocer la forma en que cada quien  logra mejor superar los obstáculos que en la vida se le presentan. Para Chihiro, una niña de 10 años, las aventuras que le deparan a la llegada a una nueva ciudad son parte de este crecimiento natural.

Cuando ella y sus padres buscan el camino a su nueva casa (nueva ciudad, nueva escuela, nueva gente), se topan con una desviación que los llevará hasta lo que parece un parque de diversiones abandonado. Mientras sus padres se ven atraídos por la comida y lo pintoresco del lugar, Chihiro se niega a aceptar con tanta facilidad las bondades que ofrece un lugar desconocido, lo que la lleva a explorar y, eventualmente, cruzar un puente hacia otro mundo. Allí, las reglas son diferentes, los humanos no son muy bien vistos y la magia del lugar no sólo amenaza el futuro de la existencia de los padres de la niña, sino que su propia existencia también pone en juego las dinámicas del ambiente.

Al comenzar la historia, Chihiro no es tan caprichosa ni mimada, pero sí carente de iniciativa propia; su viaje, sus aventuras, su paso hacia ese mundo mágico, le harán ver que sus habilidades y capacidades, puestas en práctica, son fortalezas. Su crecimiento como personaje no es un proceso relacionado con convertirse en otra persona, es más bien ser (y aceptar) esa persona que puede llegar a ser. El aprendizaje durante su estancia, trabajando limpiando tinas, atendiendo clientes en un baño usualmente visitado por dioses, o ayudando a aquellos quienes también se muestran solidarios con ella, no se orienta a cambiar su esencia, más bien logra que Chihiro haga las cosas, que tome iniciativas, que descubra todo lo que es capaz de hacer una vez que deja de lado ese miedo al cambio y a la aventura que normalmente la rige.

Un humano en un mundo donde viven espíritus es como un pez fuera del agua y Chihiro tendrá que adaptarse a ello. Su motor es salvar a sus padres, que de tanto comer se han convertido en cerdos y corren el peligro de ser comidos. Haku, un espíritu del río, ayuda a Chihiro y le dice que pida trabajo a Yubaba, una hechicera que se hace cargo de una casa de baños termales en donde dioses, espíritus y demonios llegan diariamente. El trabajo lleva a la protagonista a conocer diversos personajes, entre ellos, un espíritu denominado “Sin Cara”, que comienza a seguirla y a quien continuamente le ofrece lo que cree que ella necesita: jabones aromáticos caros para las tinas de baño o piedras de oro, por ejemplo, intrigándose por la negativa de ella para aceptar sus regalos.

La presencia del espíritu “Sin Cara” crea un caos dentro de los baños. Este ser comienza a ofrecer oro a todos los empleados, acrecentando la envidia, avaricia y falta de solidaridad; reflejo del materialismo de la sociedad global actual, personajes sólo interesados por el dinero y el bien propio. Casualmente el oro resulta ser sólo una ilusión visual, lodo disfrazado ante los ojos que ven lo que querían y no lo que realmente era.

Pero “Sin Cara”, además, sólo sigue e imita, su personalidad es ambigua porque el ser mismo también lo es. El espíritu va detrás de los demás y hace lo posible por complacerlos, haciendo lo que cree que les hará feliz. Sin una personalidad propia, el espíritu se mueve entre la negatividad, la manipulación, el juego, el engaño y, en especial, la debilidad propia y de extraños.

Los seres con quienes Chihiro convive están ligados de alguna manera con su propio mundo, espíritus, demonios, magos, representaciones no tangibles del mundo real; como Haku, por ejemplo, quien asegura de alguna manera recordarla y reconocerla (él la salvó cuando más pequeña ella cayera en un río). La unión entre el mundo real y el espiritual es inevitable porque los seres sobrenaturales son precisamente representaciones de algo.

Hay un halo místico que rodea este otro mundo y elementos clave parecen hablar de la fantasía, la imaginación, la realidad y la ficción. El debate no se cierne sobre si lo que sucede es real o no, sino sobre si Chihiro recuerda lo que pasó.

La convivencia y la experiencia dejan una huella en la niña. Recuerde o no todos los hechos, lo que aprende y reconoce de sí misma es una experiencia que no puede borrarse; no recordar algo no significa que no sucedió. El túnel que cruzan para entrar y salir del parque de diversiones abandonado es un elemento simbólico, lo diferente que es la construcción al principio y al final de la película es un indicio, pero el propio proceso de atravesar un camino o de caminar en la oscuridad significa un reto, un cambio.

No mires hacia atrás, le dice Haku. Ella duda, pero dejar el pasado en el pasado es lo significativo del relato. Una mirada hacia atrás y tal vez la protagonista revelaría no poder desprenderse de las cosas, pero es eso precisamente lo que tiene que hacer.

Los realizadores Hayao Miyazaki e Isao Takahata se unieron con el productor Toshio Suzuki para fundar en 1985 los estudios de animación Studio Ghibli. El viaje de Chihiro ha sido una de sus producciones con mayor éxito en recaudación monetaria y al hacerse acreedora a galardones, como el premio Óscar a mejor película animada de 2002, entre otros.


Dejar comentario acerca de: «El viaje de Chihiro (2001)»

CARTA A SANTISTAS INCONFORMES

Escrito por Armando Castil Rosell el domingo 14 de sep, 20:07
Hola, los saludo con todo el respeto que ustedes me merecen, forman parte de la afición de un equipo que ha crecido enormidades en los últimos años, de un equipo que se ha acostumbrado a estar arriba en la tabla y peleando títulos prácticamente cada semestre, de un equipo que tiene uno de los mejores estadios del país, un estadio que maravilla a quien lo visita, sobre todo si nos visitan de otros países, en la reciente Libertadores, prensa argentina y uruguaya se quedó pasmada con el TSM y el Nuevo Corona. El suyo es un equipo diferente, tan diferente que se ha atrevido a dejar el carrusel de directores técnicos de siempre y apostar por cosas nuevas, diferente porque ha implementado la tecnología como apoyo para la preparación física y táctica de sus jugadores, diferente porque en fuerzas básicas trata de formar buenos futbolistas pero sobre todo personas preparadas y con valores. Les enumero estas cualidades de su equipo porque al parecer se les olvidan o no les gustan, yo voy de acuerdo que cuando no se gana un partido es normal que nada los deje conformes pero siendo Lagunero y en años recientes un analista deportivo muy cercano a lo que hace Santos Laguna, me queda claro que hay un sector de la afición a la que nada le parece bien, que incluso siendo campeones se queja de jugadores, estadio y directiva y ese sector de la afición son ustedes, santistas inconformes. Quizá ustedes quieren que los dirija un Sergio Bueno y cambien 18 jugadores cada semestre, a lo mejor quieren un estadio que no sea propio e ir con la incertidumbre de si van a poder entrar y sentarse en donde dice su boleto, puede ser que deseen una directiva que ni siquiera conozcan y que en cualquier momento se lleve el equipo a otro lado porque el dinero no es de ellos. A lo mejor exagero pero siento que nada de lo bueno que es hoy Santos les gusta a ustedes. De ninguna manera les estoy pidiendo que no tengan una actitud critica cuando las cosas se hagan mal, sin embargo, una cosa es criticar y otra muy diferente reventar sistemáticamente, dejen de ver programas que se dedican a eso, a esos programas les pagan y muy bien por reventar sí o sí a un equipo que dicen amar, a ustedes no. Los invito a disfrutar al gran equipo que escogieron y vuelvan al estadio, donde son necesarios para llenarlo y volver a ser la mejor afición del país. TWITTER @manyecastil 

Dejar comentario acerca de: «CARTA A SANTISTAS INCONFORMES»

“Muchas veces Perdí…PARA GANAR!!!”

Escrito por German de la Cruz Carrizales el sábado 06 de sep, 12:16

Recuerda…

Perdí mis privilegios y fantasías de niño, pero gané la oportunidad de crecer y vivir libremente.

Perdí mis privilegios y fantasías de niño, pero gané la oportunidad de crecer y vivir libremente.

Perdí a mucha gente que quise y que amo todavía, pero gané el cariño y el ejemplo de sus vidas.

Perdí momentos únicos de la vida porque lloraba en vez de sonreír, pero descubrí que es sembrando amor, como se cosecha amor.

Yo perdí muchas veces y muchas cosas en mi vida. Pero junto a ese “perder” hoy intento el valor de “ganar“.

Porque siempre es posible luchar por lo que amamos, y porque siempre hay tiempo para empezar de nuevo.

No importa en qué momento de la vida te cansaste. Lo que importa es que siempre es posible y necesario recomenzar. Recomenzar es darse una nueva oportunidad, es renovar las esperanzas en la vida y lo más importante, creer en ti mismo.

¿Sufriste mucho en este periodo? Fue aprendizaje ¿Lloraste mucho? Fue limpieza en el alma.

¿Sentiste rencor? Fue para poder perdonar.

¿Estuviste solitario en algunos momentos? Fue porque cerraste la puerta. ¿Creíste que todo se había perdido? Fue simplemente el inicio de tu mejora. ¿Te sientes solitario? Mira alrededor y encontrarás a mucha gente esperando tu sonrisa para acercarse más a ti.

Recomenzar. Hoy es un excelente día para comenzar con un nuevo proyecto de vida. ¿Dónde quieres llegar? Mira alto, sueña alto, anhela lo mejor de lo mejor, anhela todo lo bueno, pues la vida nos trae lo que anhelamos.

Si pensamos pequeño; lo pequeño nos vendrá. Si pensamos firmemente en lo mejor, en lo positivo y luchamos por alcanzarlo; lo mejor va a venir a nuestra vida.

Hoy es el día de la gran limpieza mental. Tira todo lo que te encadena al pasado que te hace daño.

Arroja todo a la basura, limpia tu corazón, haz que esté listo para una nueva vida, y para un nuevo amor si te encuentras solo; pues somos apasionados, somos capaces de amar muchas veces, porque somos la manifestación del amor.

La vida te llama, te invita a una nueva aventura, a un nuevo viaje, a un nuevo desafío. Proponte en este día a ti mismo que harás todo lo posible para alcanzar tus objetivos.

Confía en la vida, confía en ti. Y Confía en Dios.

Que Dios esté con ustedes y los bendiga siempre, que el infortunio sea pobre y ustedes ricos en bendiciones.

 

Que no conozcan nada más que la felicidad, desde éste día en adelante.

 

Y que Dios les conceda muchos años de vida, estoy seguro de que lo hará porque Él sabe, que la tierra no tiene suficientes Ángeles.

 

Despertar…es.

 

¿Y usted qué opina?

“Se feliz, porque la piedra nunca es tan grande, porque las injusticias acaban pagándose, porque el dolor se supera, porque la verdad… insiste, porque el coraje te levanta, porque el miedo te fortalece, porque los errores te enseñan y porque nadie es perfecto.

La vida da una segunda oportunidad para todo y pone a cada uno donde debe estar”.

 

 (Le comparto este tema de: “Don't Worry , Be Happy. Subtitulada al español”. Haga clic en la dirección de abajo:

http://www.youtube.com/watch?v=2nvNlrszxqM

 

Si aún no ha leído el artículo: “Como somos en la adversidad….ZANAHORIA, HUEVO O CAFÉ???” , se lo recomiendo en:

http://blogsiglo.com/archivo/717.html

Fragmento de “El Mensaje del Señor para ti…

“Quizás mi respuesta no sea la solución  inmediata a tus problemas, pero dentro de las dificultades, Yo te daré mi gracia en cada momento para manejar la situación y la fortaleza para sobrellevarla. En el medio de tus tribulaciones eres purificado…9 

Despertar…es.

 

Twitter@Germandelacruzc  

"Despertar...es"  Un encuentro contigo mismoUn libro que una vezque inicias, no podrás dejar de leer.

 “QUIEN NO VIVE PARA SERVIR, NO SIRVE PARA VIVIR”

Germán de la Cruz Carrizales

  Torreón, Coahuila. México

                 MMXIV


Dejar comentario acerca de: «“Muchas veces Perdí…PARA GANAR!!!”»

Caldo Café; en busca del postre perfecto

Escrito por Emmanuel Félix Lespron el domingo 10 de ago, 11:53 en Taiwan, COMIDA, POSTRES, DESSERTS, CALDO, CAFE, COFFEE, GOURMET, Taipei, SWEETS, SWEET, CHOCOLATE, TEA, TE, ANTOJO, DULCES

 

Es muy difícil encontrar un lugar para disfrutar un buen postre en Taiwán.

Es una situación cultural. Entre mejor se vea, menos sabor va a tener... al menos para los foráneos que vivimos en la isla.

Y entonces uno entra a Caldo Café (2) y uno se traga sus palabras.

Dejemos de lado las fusiones y las mezclas pretenciosas de los chefs de alcurnia de Taiwan. Los postres de Caldo Café son sencillos y clásicos, pero hechos con mucha pasión

Entrar al lugar despierta el sentido del olfato que dejamos en occidente. El lugar es amplio, limpio y nos recibe con una advertencia: “Su orden puede tardar de 20 a 30 minutos”.

Incluso si el lugar está vacío la espera es la misma, cada orden toma su tiempo y por ello el lugar está a reventar casi todos los días de la semana... aquí no hay postres fríos ni hechos en serie.

Para quienes están familiarizados con los temas que escribo, éste puede resultar extraño. Sin embargo, tres años después de vivir en Taiwán me han hecho extrañar los buenos postres, y haber encontrado este lugar me ha inspirado para escribir al respecto.

En la cocina se encuentra Bear, el dueño y chef principal del lugar. Se sentó con nosotros un rato. Nos explicó a detalle la naturaleza de sus creaciones culinarias y luego las remarcó con los postres que preparó exclusivamente para nosotros.

Entre bocado y bocado, Bear describió su largo camino en el negocio de los postres y el café.

Entre los platillos que circulaban en torno a mí, distrayendo mi atención del entrevistado, pude darme cuenta de algo: Bear no sólo habla de los postres con una pasión desmesurada, también cocina con el mismo sentimiento.

Primera estación: El pay de manzana.

Bear descubrió su pasión por los postres desde que estudiaba para contador en la universidad, dice. Cuando todavía era un estudiante, el café era más que una adicción para él y por ello consiguió un trabajo en un negocio local. Interesado, Bear pidió asesoría a su jefe, recibiendo a cambio una taza de café al día acompañada de un trozo de pay de queso, una combinación que le enamoró desde entonces.

Mientras nos cuenta su experiencia, el primer platillo llega a la mesa. El pay de manzana luce espectacular. Taiwanés o no Taiwanés, el comensal conecta con el platillo confirmando una verdad universal: De la vista nace el amor.

Un trozo endulzado; otro más frutal... El pay es simplemente perfecto. Pero Bear nos pidió tratar de dejar espacio, pues dos invitados más estaban en la lista de espera.

Continuando con su plática, Bear indica que su pasión le llevó a seguir los pasos y consejos de un buen amigo suyo de Malasia. Taiwán era suficiente, pero la invación occidental era eminente y el café gourmet italiano para el que trabajaba como gerente, Olé Café, pasaría a la historia en cuestión de meses.

Entonces hizo maletas y se fue a Malasia. Ahí, con el apoyo de su amigo abrió Café Olé, un compilado de lo mejor del café que había experimentado durante sus 20´s y que se convertiría en la base fundamental de lo que hoy representa.

Segunda Estación: El suflé.

Cuando su familia requirió que regresara a Taiwán, Bear dejó de lado lo que más le gusta para enfocarse en trabajos “comunes y corrientes”. El corazón todavía le latía más aprisa cada vez que se imaginaba como dueño de su propio negocio, preparando postres idénticos en nombre pero diferentes y únicos entre cada uno de ellos.

Animado sólo por imaginar su porvenir, Bear rentó un lugar en la ciudad y poco a poco lo fue llenando de los utensilios que le servirían en su primer Caldo Café.

Dos amigos suyos de Macao le visitaban con frecuencia y lo convencieron de hacer un pacto: Bear les enseñaría a preparar café gourmet y ellos le enseñarían las técnicas de los postres que cocinaban en su repostería, en Macao.

La mesera nos interrumpe y a Bear le brillan los ojos. Verlo hablar y admirar cada platillo que se cocina bajo sus instrucciones es como ver a alguien enamorado de verdad. Bear inspecciona a detalle el suflé que nos trajeron a la mesa y sonríe complacido. Sin más nos da instrucciones. “Primero hunde la cuchara en el centro para que pruebes el sabor original y luego le añades el jarabe que viene con el suflé”.

Su rostro muestra cierta expectativa ante nuestra reacción. En verdad el postre es delicioso, suave, firme, esponjado, dulce... un verdadero manjar.

Bear sonríe de nuevo y continúa con su historia.

Al terminar su entrenamiento en Macao, Bear se asoció con una cantante de Malasya y abrieron un primer negocio juntos. Bear se emociona al decir que esto pue hace mucho tiempo, pero en su cara se nota que la emoción de aquel primer día no le ha abandonado a pesar del paso del tiempo.

Tercera estación: Los hot cakes rellenos de queso ricotta.

Al preguntarle sobre sus planes ahora con Caldo Café 1 y 2 trabajando, Bear no la piensa y contesta de inmediato: “mi hermano tiene uno de los mejores steak house en Taiwán. Nos queremos juntar y sacar adelante un negocio en el que él ponga lo salado y yo lo dulce”, comenta esperanzado.

A pesar de tener poco más de un mes, Caldo Café 2 ya tiene listas de espera y clientela fija durante los días de la semana que abre.

Pensar en postres nos haría creer que el negocio abre pocas horas sólo en la tarde, pero Caldo Café 2 enciende estufas a las 11 de la mañana y termina a las 10 de la noche.

Los hot cakes llegan a la mesa. Son gruesos pero esponjosos. El canto está embadurnado con mantequilla y el olor a queso emana por todos los poros del pan.

En esta ocasión vienen acompñados de banana, pero hay una selección importante de ingredientes extra.

El paladar le aplaude al hot cake.

Para acompañarlo, pedí un chocolate frío.

Noté en ese momento que el secreto de Caldo Café es la calidad de los productos que utiliza. Pude probar pedacitos de chocolate en mi bebida en vez del tradicional polvo que la mayoría de los lugares ofrecen.

Precisamente fue el siguiente punto en el que ahondó Bear.

“No tratamos de hacer las cosas baratas. Queremos hacerlas bien. Mi intención con Caldo Café es darle a probar a la gente los postres occidentales que he tenido oportunidad de probar y aprender a cocinar. Quiero compartir con la gente en Taiwán, local o no local, mi experiencia y compartirles un poquito de lo que he probado a través de los años...”, indica.

Finalmente, Bear extiende una invitación a todos los que desean probar postres de verdad en Taiwán. “Tratamos de poner el 100 por ciento en cada platillo que elaboramos. Cocinar este estilo de postres me ha dado muchas satisfacciones personales y me ha acercado a muchos amigos, a pesar de que la ganancia económica no ha sido tan elevada”, dice entre risas.

Al terminar de comer, Bear se levanta y se pone de nuevo el delantal, para volver a la cocina. “hay órdenes que cumplir!”, dice emocionado.

Sonriendo, se despide con un gesto y nos invita a volver en cuanto tengamos oportunidad. Mientras escribo esto estoy haciendo planes con amigos para regresar y probar las demás opciones que dejé fuera en mi primera visita.

En conclusión, Caldo Café es único, como cada platillo que ahí sirven.

 

Contacto

Facebook

 + Caldo 1

 + Caldo 2:    

Dirección: 復興南路一段190巷16-1號 (Mapa)

Reservations: 02 27218895


Dejar comentario acerca de: «Caldo Café; en busca del postre perfecto»