Blog en El Siglo de Torreón

MÁS DARWIN, MÁS SANTOS

Escrito por Armando Castil Rosell el lunes 27 de oct, 14:03
Ante el nubarrón de su mal momento, Santos Laguna y sus dueños tuvieron un gran acierto la semana pasada, renovarle el contrato al colombiano Carlos Darwin Quintero. Siempre asegurar a tus estrellas es dar muestra de tu intención por seguir peleando cosas importantes, también el jugador desempeña su trabajo con menos presión sabiéndose seguro y apreciado por su institución. Un buen contrato también asegura al equipo poder negociar mejor y más caro a tu jugador en el hipotético caso de algún interés por él. Junto con Christian Benítez (qepd) Quintero es el mejor fichaje extranjero de la gestión del Lic. Irarragorri, traído de Colombia muy joven, Darwin es de esos jugadores cuyo periodo de adaptación lo lleva con buenas actuaciones, de carácter juguetón dentro y fuera del campo, no batalló mucho para meterse en el corazón de la afición Lagunera quienes de inmediato se dieron cuenta que el jovencito colombiano era un crack. De los técnicos que Darwin ha tenido aquí, no conozco uno solo que no haya comentado que no es fácil meterlo a una disciplina táctica pero tampoco ninguno de ellos ha podido negar que contar con él en el terreno de juego es indispensable, me quedo con las palabras del Ruso Adomaitis quien me dijo que, "la indicación para hacer rendir a Darwin es no darle indicaciones, hay que dejarlo libre y que juegue, quizá en el fondo no te guste hacer eso pero él te va a resolver el partido". Bien por la directiva Santista por darnos Darwin para rato. TWITTER @manyecastil

Dejar comentario acerca de: «MÁS DARWIN, MÁS SANTOS»

Otelo

Escrito por Diana Miriam Alcántara Meléndez el jueves 23 de oct, 12:26

La tragedia implica una desgracia, un fatídico desenlace de la obra que se desarrolla, conflictos irremediables que llevan a sus personajes a la fatalidad (emocional, sentimental o física). William Shakespeare enfoca sus tragedias al tomar la estructura narrativa a su favor, creando conflicto y tensión, pero en especial, abordando rasgos de personalidad que se consideran negativos y encaminándolos hacia un punto sin retorno.

Yago, personaje antagónico de la tragedia Otelo, es irónico, mordaz, manipulador e incierto; su odio hacia el principal es tan grande que su actuar sólo tiene por objetivo destruirle, su vehículo será la calumnia y su convincente discurso para hacer creer a otros que las difamaciones que propaga sigilosamente son ciertas.

La obra se centra en Otelo, un general del ejército de Venecia quien recién se ha casado con su enamorada, Desdémona. Una vez en Chipre, a donde viajan para establecer un puesto de defensa, y sabiendo de la obsesión de Rodrigo con Desdémona, Yago comienza a esparcir una serie de mentiras alrededor de la esposa de Otelo, haciéndole creer (y convenciéndolo) de una supuesta relación sentimental entre ésta y Casio, teniente del general.

Hay falsedad y traición, los celos de los involucrados ciegan su juicio, las mentiras se asumen y, en lugar de preguntar y esclarecer situaciones, se toman represalias. Yago es lo suficientemente hábil para plantar la duda, no importa si Otelo piensa o no posible que su esposa le engañe, en el momento en que el discurso de su amigo (que es como le considera el protagonista a Yago) planta la idea en su cabeza, la incertidumbre le nubla con desilusión y desesperación.

Dos aspectos son clave para el éxito de Yago. Plantar ideas, sembrar evidencia y generar dudas es una de ellas; él orquesta la situación, miente y manipula, dice a algunos lo que quieren oír y oculta a otros, cosas que deberían saber. El otro aspecto de su éxito es la forma decidida con que hace lo anterior. Yago tiene la habilidad de saber encontrar el punto débil de las personas, además de hablar y moverse en público con un estilo concluyente, sus palabras nunca dudan y sus objetivos no flaquean ante nada ni ante nadie.

“Yo no soy lo que soy”, dice Yago. Probablemente esa sea de las pocas veces que habla con la verdad. Oliver Parker, director de la versión cinematográfica de 1995, protagonizada por Laurence Fishburne, Kenneth Branagh e Irene Jacob (Otelo, Yago y Desdémona respectivamente), utiliza una técnica narrativa visual en la que el personaje habla directamente a la cámara, al espectador, para desdibujar la complejidad de este personaje. Sus intrigas son claras para el que mira, para el público, que conoce todos las redes que Yago ha entrelazado, creando así una complicidad entre el antagonista y el espectador. La relación parece dar pie a que éste confíe sus planes al público y cada que Yago mira directamente a la cámara, con su discurso, su pensamiento, sus monólogos y sus reflexiones, que son reflejo de sus planes, sus intenciones y su goce del éxito con que su plan se va desenvolviendo, es como si se burlara de todo y de todos (personajes y espectadores por igual).

¿Cuán falso es realmente Yago (y hasta qué punto)? El personaje ni siquiera es realmente transparente y no siempre es claro si con su mirada irónica y burlona se vanagloria de sus planes o si sólo actúa lo que se espera de él como personaje antagónico. ¿Qué lo motiva y qué lo mueve? ¿El odio, la ambición, la obsesión, un narcisismo excesivo? ¿Los rumores de que su esposa Emilia le fue infiel con Otelo? ¿Que Casio fuera promovido teniente en lugar de él? ¿Siente que no se le valora lo suficiente? Tal vez todo junto, tal vez sólo porque puede hacerlo o, quizá, por ser una forma de autorrealización.

La historia habla más de desamor que de amor, de desdicha y decadencia. El amor de Otelo por Desdémona es fuerte y real, pero las inseguridades de él no superan las mentiras de otros. Varias situaciones ponen al protagonista en un punto de incertidumbre, las dudas hacia sí mismo tienen diversa naturaleza, el racismo es una muy importante. Como moro, su raza y su posición social (como general militar), en una época esclavista, son excluyentes.

Diversos niveles de tragedia completan la obra, tanto la muerte de varios personajes, como el éxito de Yago para cambiar las bondades, el amor, la felicidad y la nobleza de un hombre, de convertirlas en algo poco importante ante otras cualidades menos admirables: los celos, la ira o el desprecio, por ejemplo; su triunfo consiste en corromper a un romántico y distinguido caballero hasta el punto de llevarlo a la debilidad de carácter para perder el control de sus actos. Finalmente, Otelo tiene mucho que perder mientras Yago no tiene nada.

Balanceando virtudes y vicios, Shakespeare dota de dimensiones a sus personajes, volviéndolos intrigantes, reales y complejos, en suma, humanos, ofreciendo con ello una serie de matices, atractivos en ámbitos de la actuación o de la puesta en escena, un legado importante por parte del dramaturgo inglés para la literatura, la narrativa y la dramática, muy bien recuperado por la versión cinematográfica de Oliver Parker.


Dejar comentario acerca de: «Otelo»

“Una bella historia de AMOR… CIEN AÑOS DE SCHOENSTATT!!!”

Escrito por German de la Cruz Carrizales el lunes 13 de oct, 17:42

Recuerda…

“Este movimiento Mariano, en honor de Nuestra Madre Bendita del Cielo, María, la Madre de Jesús, cumple cien años de su fundación (1914 – 2014). Cumplir cien años es una ocasión para que cada schoenstattiano se pregunte cómo es el Schoenstatt que está viviendo. Tal vez, el paso de los años ha llenado de polvo los viejos sueños y anhelos. ¿Es joven este Schoenstatt que vivimos? ¿Es un Schoenstatt alegre que penetra todas las esferas de nuestra vida?”.

 

No se puede entender Schoenstatt sin el P. Kentenich. Y es que Schoenstatt nace de su corazón de Padre y profeta. Brota en su historia personal, surge en su alma. Él vivió en su carne cómo María era capaz de sanar y modelar un hombre nuevo desde el barro. No desde recetas o desde una ascética programada, sino desde la vida de cada uno, desde la historia personal, así actúa Dios.

Schoenstatt es una obra de Dios. Es fruto de la irrupción de Dios. Si uno mira estos cien años de camino, ve que somos hijos de la providencia. Durante todos estos años Schoenstatt podía haber desaparecido. En la primera guerra mundial, en la segunda, en el exilio, con la muerte del P. Kentenich, ya que la muerte de un fundador siempre trae dispersión y dificultad. Parece ser que Dios quiere que sigamos existiendo. ¡Qué alegría la vida que ha surgido en estos años! ¡Qué alegría la cantidad de milagros ocultos en este tiempo! ¡Qué alegría tantas personas que viven de esa fuente y vuelven continuamente a ella! ¡Qué fiel es Dios! Lo primero que surge en Schoenstatt es la fe práctica en la divina providencia. El padre interpreta voces, descubre puertas abiertas, a veces sólo rendijas. La decisión más difícil de su vida la tomó hace cien años. Se fió de Dios, de María. Lo hizo temiendo equivocarse. En la hondura de su jardín, en diálogo con María, intuye que Dios le está pidiendo dar un salto de fe. Ve que quiere que le pida a María que se establezca en esa pequeña capillita. Y dio el paso con esos jóvenes que se fiaron de él, que creyeron porque él creía. Suele ser así en la vida. Creemos en otros que han creído antes que nosotros. El mundo interior que él tenía quería entregarlo, dárselo a los hombres. Eso es lo que celebramos. El primer sí del padre Kentenich a María, el primer sí de María al P. Kentenich y a un grupo de jóvenes. Igual que la Anunciación fue el primer sí de María a Dios. Ese primer sí que fue un paso audaz, de abandono, de entrega, de generosidad.

La aspiración a la santidad en Schoenstatt no tiene muchas normas. Por eso algunos se desconciertan. Se centra en el amor, porque así es Cristo. En el cultivo del espíritu, en la generosidad, en la magnanimidad y en la aspiración a los más altos ideales. Es un camino de santidad donde cada día podemos soñar más y dar más. No hay tantos cauces hechos, tantas normas claras. No hay un plan de vida trazado e igual para todos. Eso es quizás algo que a veces nos cuesta. Porque buscamos mínimos, seguros, certezas, y nos preguntamos inquietos: « ¿Qué tengo que hacer? ¿Por dónde debo ir? ¿Qué elijo?». Preguntamos a los sacerdotes, a los amigos, a las Hermanas, buscamos respuestas claras, precisas, exactas. Queremos, tal vez, que otros tomen decisiones por nosotros y nos quiten la responsabilidad. Pero María en el Santuario busca formar hombres libres, autónomos, capaces de tomar decisiones, fieles a la verdad de sus vidas. La clave de Schoenstatt es que libremente podemos aspirar a más, desde la propia originalidad, en el tiempo que Dios tiene para nosotros, hablando en el alma con María, contándole nuestros retos y desafíos, nuestros miedos, nuestra vida con sus limitaciones. Así encontramos nuestro estilo personal, ese nombre escrito en el propio corazón y en el corazón de Cristo, esa fuerza oculta en nuestra historia que sólo con ojos de Dios podemos encontrar y regalar. Le pedimos a María que repita en nosotros lo que hizo en el P. Kentenich. Le pedimos que nos regale al Dios de nuestra vida, al Dios que sale al encuentro cada día. Que nos regale su espíritu audaz, su capacidad de dar lo que recibió como don. Le pedimos que nunca nos permita quedarnos en los mínimos, cumpliendo, aprobando, trampeando, saliendo al paso, pasando de puntillas por la vida. Lo que a veces nos cuesta de Schoenstatt, su excesiva laxitud aparentemente carente de normas, es lo más precioso que tiene, porque nos llama a cada uno a meternos en el camino con María y con Dios y dar lo mejor de nosotros mismos. Nos llama a ser santos, sin remilgos, sin tener que atenernos a mínimos, sin pretender tan sólo dejar de pecar. Nos invita a dar aquello que, si no lo damos nosotros, nadie más lo dará, porque somos únicos. Lo más propio, nuestros talentos y debilidades, nuestra propia herida, nuestra verdad. Y así usar las circunstancias como posibilidades para ser santos y dar hasta que nos duela, darlo siempre todo, sin miedo. Para eso, es verdad, tenemos que ir al Santuario, llevar una intensa vida de oración y mirar nuestra vida con los ojos Dios.

 

Implorar a María, pedir ayuda a otros que caminan a nuestro lado, dejarnos complementar y aconsejar cada día, suplicar que Cristo grabe sus rasgos en nuestra alma, y así pedir que Schoenstatt se haga vida en nosotros y lleguemos a ser un santuario vivo en medio del mundo, un hogar que acoja a muchos.

 

Una bella historia de AMOR… CIEN AÑOS DE SCHOENSTATT. Muchas felicidades a toda la familia de Schoenstatt.

Despertar…es.

 

¿Y usted qué opina?

“Se feliz, porque la piedra nunca es tan grande, porque las injusticias acaban pagándose, porque el dolor se supera, porque la verdad… insiste, porque el coraje te levanta, porque el miedo te fortalece, porque los errores te enseñan y porque nadie es perfecto.

La vida da una segunda oportunidad para todo y pone a cada uno donde debe estar”.

 

 (Le comparto este video que estoy seguro le gustará: “Padre José Kentenich: Una visión profética”. Haga clic en la dirección de abajo:

http://www.youtube.com/watch?v=oTCMqlmbfso

 

Si aún no ha leído el artículo: “Sabe usted que es el SACRAMENTO DEL MATRIMONIO???”, se lo recomiendo en:

http://blogsiglo.com/archivo/334.html

Fragmento de “El Mensaje del Señor para ti…

“Cuando acudes a mí, tu mente se aviva para ver cuál camino tomar. Tu fe se enardece para ver como todas las cosas concurren para el bien. Tu respuesta vendrá. La luz de mi presencia ilumina tu entendimiento. Vive confiado plenamente…9 

Despertar…es.

 

Twitter@Germandelacruzc  

"Despertar...es"  Un encuentro contigo mismoUn libro que una vezque inicias, no podrás dejar de leer.

 “QUIEN NO VIVE PARA SERVIR, NO SIRVE PARA VIVIR”

Germán de la Cruz Carrizales

  Torreón, Coahuila. México

                 MMXIV


Dejar comentario acerca de: «“Una bella historia de AMOR… CIEN AÑOS DE SCHOENSTATT!!!”»

La liguilla al momento

Escrito por Andres Navarro el lunes 13 de oct, 14:43 en Apertura 2014, Liguilla

De terminar el Apertura 2014 en este momento, la liguilla esta lidereada por los equipos norteños con 3 :Rayados, Tigres y Santos, por 3 del centro de México : América, Cruz Azul y Toluca, completando los 8 el Pachuca y el Atlas.

Los partidos serían asi:

América vs Cruz Azul

Atlas vs Santos

Monterrey vs Pachuca

Toluca vs Tigres

En este link pueden ver la liguilla al momento

Les comparto la tabla general previa al inicio de la jornada 13

Vía vivoelfutbol


Dejar comentario acerca de: «La liguilla al momento»

Los personajes más odiados

Escrito por Alexis Rojas el lunes 06 de oct, 11:56 en Cine, Series

Muchos actores y actrices de Hollywood han interpretado un sinfín de papeles, pero hay algunos que siempre serán recordados por ser odiados. Contrario a realizar una mala actuación, varios de estos personajes lograron ser odiados de una manera impresionante por las personas.

Esta vez nos enfocaremos no sólo en el cine sino también en las series más famosas del momento.

Dolores Umbridge / Harry Potter

Las series de Harry Potter ya habían entrado en su auge teniendo cientos y cientos de fanáticos alrededor del mundo, las historias se hacían cada vez mejores. Dolores Umbrige con su “cara de sapo” como es descrita, llego a la historia en la quinta entrega siendo la profesora de Defensa Contra las Artes Oscuras; volvió las clases monótonas y aburridas, únicamente teóricas, pues se negaba a admitir que la práctica era necesaria. Tras la salida de Dombuldore ella tomó el puesto y lejos de ser un nuevo mentor y ejemplo para los alumnos de la escuela de magia, se volvió en uno de los personajes más odiados de la historia paseándose con sus coloridos vestidos rosas, su voz chillona y dando castigos extremos a diestra y siniestra.

Commodus / Gladiador

En el 2000 la cinta Gladiador llegó a las pantallas cautivando a muchas personas amantes de las películas épicas. Cómodo es el personaje antagonista de esta historia, siendo hijo de Marco Aurelio y el posible heredero del puesto de “césar”. Cómodo es uno de los personajes más odiados del cine, es considerado flojo, cobarde y un repugnante ser humano. Durante toda la película se atraviesa en el camino de Máximo (personaje principal). Mató a Marco Aurelio, cuando eligió a Máximo sobre él y también provocó la muerte de éste por lo que mucha gente decidió odiarlo y jamás perdonarlo.

Ahora vamos con la series:

Rey Joffrey Baratheon - Game of Thrones

El villano que logró enojar a millones de personas en cada capítulo de The game of Thrones, A los 13 años se volvió el rey de los siete reinos, en los libros es descrito como un muchacho testarudo, con un temperamento incontrolable y una marcada veta sádica. Este personaje adicto a la violencia es odiado por su cobardía, ser un “llorón”, su incapacidad de cumplir su palabra y además por haber mandado matar a varios de los personajes más amados en las historias. Este personaje es tan odiado que incluso su propia familia lo detesta (en la serie). Muchas personas se mostraron felices al por fin presenciar su tan aclamada muerte. La actuación de (nombre) es tan memorable que según ha dicho, varias personas lo han abucheado e insultado cuando lo ven en la calle. Un “logró” que pocos se pueden atribuir

Skyler White – Breaking Bad

Skyler White es la esposa de Walter White. La mujer comenzó a ser detestada cuando la historia apenas comenzaba, con sus cientos de reproches es considerada como una mujer de lo más detestable, remilgosa. Una mujer de doble moral, que con pesar de muchos tenía una gran aparición en la serie y al tan solo al verla por unos segundos ya querías que se fuera. Muchos de sus reproches y venganzas fueron las que hacían que los seguidores de este show la odiaran. Considerada como la antagonista de la historia y si tú estás de lado de Walt Skyler siempre será odiada ya que es el personaje que se opone constantemente a éste. Este personaje podría fácilmente colocarse como el más odiado en las historia ya que se han registrado varias páginas de Facebook con más de 9000 seguidores llamadas “I Hate Skyler White” y cosas por el estilo.

 

 

Otros personajes odiados:

 

El Gobernador – The Walking Dead

Andrea – The Walking Dead

Susan Mayer - Desperate Housewives

Shane Walsh - The Walking Dead

Meredith Grey - Grey's Anatomy

Janice Litman - Friends

Jack Bauber – 24

Mohinder - Heroes


Dejar comentario acerca de: «Los personajes más odiados»